‘David Bowie: Last Five Years’: la agonía más enérgica de la historia

Fotograma del videoclip del tema ‘Lazarus‘, perteneciente al álbum Blackstar. | Foto: independent.co.uk

He tardado unos cuantos meses, debido en parte por las obligaciones que me arrastran, en digerir el aclamado de documental sobre David Bowie, titulado: David Bowie: Last Five Years. Es curioso, pues me llevó mucho menos pasar por encima de su muerte con el rodillo de la verosimilitud y en seguida me hice a la idea de que nunca más se subiría a un escenario. Ahora pienso que, quizá, pese a no darle la importancia que se merecía a aquel momento, hace poco más de un año, hice lo correcto y que esta segunda venida de responsabilidad de duelo es únicamente debida a la buena factura del documental y a la desconocida agonía de un David Bowie que estuvo muriendo más tiempo del que parecía.

Es realmente agonía la palabra que define a esta cinta, no solo porque el espectador esté descontando minutos de metraje hasta el fatídico final que ya conoce, sino porque realmente hace, de manera genuina, que nos sumerjamos en la vida de un titán que no encuentra ninguna manera de evitar su muerte porque, en gran medida, es inútil hacerlo. Bowie parece más preocupado en este relato de dejar su obra terminada y pulida que de compadecerse de una enfermedad que parecía incurable. Es una agonía triste y melancólica, pero también es una agonía muy enérgica, un frenético tango con la muerte, que acaba jadeando y pidiendo la hora, cansada de ver tantas estrellas negras pasar a su lado.

Precisamente, respecto a esto último, el documental acerca mucho al oyente medio de Bowie a su último álbum. Supongo, con mi poder de deducción un poco sobredimensionado por mis ínfulas de detective de película en blanco y negro, que todo responde en gran medida a una estrategia de markéting para conseguir precisamente eso, diseccionar un disco difícil de entender en una sola pieza. Son realmente muy emocionantes algunos cortes vocales de Blackstar o algunos fragmentos de los videoclips, donde se ve a un Bowie realmente metido en un papel con una significación muy concreta y que interpreta a las mil maravillas.

David Bowie: Last Five Years no es solo un documental lacrimógeno o un arma de promoción gigantesca, es también un testimonio sin par del plan minucioso de redacción de un testamento inugualable, la construcción de los últimos pisos del legado de David Bowie por su propia mano, un legado que, con su talento, este hombre del espacio elevó hasta su verdadero hogar.

Imagen de previsualización de YouTube

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Rodrigo Pérez

Rodrigo Pérez nace en Talavera de la Reina, donde ha colaborado con distintas bandas de las que ha sido despedido fulminantemente. Estudió Biología en Salamanca y Lengua y Literatura por la UNED.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR