Leonard Cohen: la tranquilidad de vivir para siempre

Leonard Cohen junto a Marianne en la isla griega de Hidra
Leonard Cohen junto a Marianne en la isla griega de Hidra

Mi canción favorita de Leonard Cohen es “Famous Blue Raincoat“. No tengo mucho más que añadir ni nada que me haga pensar, tampoco hay mucho donde escarbar para jugar con las palabras, solo me gusta mucho esa canción. Me transmite una tranquilidad que me da miedo, es tan frágil y tan liviana que no debería producir temor alguno, quizá es por eso que en el fondo me produce ese terror horrible, porque se puede romper en cualquier momento. En esencia este es el principio básico por el que se mueve la realidad y la razón por la que ya no importa si Leonard Cohen se encuentra entre nosotros o no, ese baile entre la fragilidad de tener y la calma de haberlo perdido todo. Él está tranquilo y nosotros estamos un poco atemorizados.

Tampoco tiene mucho sentido andar a vueltas con la muerte, es cierto que todos los amantes de su obra se han quedado con un vacío muy importante, pero ellos, como todos, acabarán olvidándose mañana o pasado, como del Nobel de Bob Dylan, al final la muerte de una gran estrella como esta solo son letras en la pantalla de alguien que echa un vistazo al periódico de camino al trabajo, al final la muerte es un filamento tan fino para ellos que internet ya no distingue cuándo están muertos y cuándo han sacado un disco nuevo con ochenta años.

Parece ser que Leonard Cohen estaba preparado para vivir más allá de su propia muerte y eso hará a partir de ahora, cuando estos textos sobre muerte que amenazan con romperse, como mi canción favorita, acaben por estallar en mil pedazos y quedar obsoletos de una vez, mientras “Famous Blue Raincoat” seguirá conmigo mientras me queden oídos que gastar en escucharla. Leonard está tranquilo porque Leonard Cohen no puede morir.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Rodrigo Pérez

Rodrigo Pérez nace en Talavera de la Reina, donde ha colaborado con distintas bandas de las que ha sido despedido fulminantemente. Estudió Biología en Salamanca y Lengua y Literatura por la UNED.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies