Degustación generalista de Nick Cave & The Bad Seeds (en la víspera de ‘Skeleton Tree’)

Nick Cave en '20000 días en la Tierra' | Imagen de vídeo
Nick Cave en ‘20000 días en la Tierra’ | Imagen de vídeo

Este jueves se estrena One More Time With Feeling, película documental que aborda el proceso de creación de Skeleton Tree, el próximo disco de Nick Cave & The Bad Seeds, que sale a la venta mañana. A juzgar por lo que ya escuchamos en “Jesus Alone” (la canción con la que arranca el álbum), la cinta se prevé dramática, tensa y doliente. No tendrá nada que ver con la divertida 20.000 días en la Tierra. Los que hoy vamos al cine por este motivo sabemos (o, al menos, intuimos) que nos encontraremos con una cinta que nos contraerá la voz, las tripas y el alma. Habrá lágrimas, seguro. Incluso, puede que un acto tan inherente a la causa cinematográfica y ociosa como el de comer palomitas se torne en frivolidad y/o falta de respeto.

Caray, nos sumergiremos en las entrañas del duelo, de un abismo definitivo e indeseable: el de la muerte de un hijo. Arthur, 15 años. Precipitado por un acantilado en Brighton (Inglaterra). Colocado de LSD. “With my voice / I am calling you”, canta Cave en el estribillo de “Jesus Alone”. La canción impregna como una mancha de petróleo: cuando la escuchas, es muy difícil desprenderse de ella. Te posee. Te inyecta un chute ínfimo, pero más que suficiente, de lo que siente el artista y, sobre todo, el padreSkeleton Tree será esto y siete canciones más. Insisto: preparémonos para una digestión extrema y difícil.

Además, algo que me ha ocurrido con “Jesus Alone” es que, tras su escucha inmediata, se me hace muy difícil pasar a otra canción de Cave como si nada. Creo que entre Skeleton Tree y el resto de su obra, el australiano ha abierto una falla. Quizá no tanto en el tema musical (comparto el argumento de Jorge Alonso, biógrafo de la banda: el álbum se prevé como el “reverso oscuro” de Push the Sky Away), pero sí en el temático.

Por esto, en la víspera de la publicación de Skeleton Tree, ofrezco una degustación de Nick Cave & The Bad Seeds libre de un dolor tan puro y compuesta por 28 canciones emocionantes, divertidas y hermosísimas, con mucho amor, mala leche, religión, surrealismo o humor. Por el cumpleaños de Bunbury hice una cosa parecida, y digo lo mismo: puede que no sea una lista justa y tampoco sentencio que son los 28 mejores temas de la banda australiana. Eso sí, son los 28 que más me gustan, los que no me pueden faltar. Hay mucho Abattoir Blues/The Lyre of OrpheusPush the Sky AwayThe Boatman’s Call y pocas canciones de su época más tóxica y oscura. También hay tramos (breves, pero los hay) que son calcados al show que ofreció en Madrid en mayo del año pasado.

Espero que os guste el muestrario ofrecido.

Y a ver con qué nos encontramos esta noche.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies