Enseñad Def Con Dos en las escuelas (Parte II): aprendiendo a ser humano

IMG_1067_2

En la pasada entrega de esta serie explicaba por qué las canciones de Def Con Dos deberían enseñarse en las escuelas con la esperanza de que las nuevas generaciones, aparte de salir preparados para ser ingenieros, publicistas o informáticos, no fueran unos capullos integrales.

Si entonces me centraba en las canciones que dan unas pinceladas de la España profunda, ahora es el turno para hablar de la gente mediocre. No me malinterpreten, me refiero a esas personas con las que nos da vergüenza estar emparentada genéticamente. Esa gente que a pesar de haber tenido las mismas oportunidades para tener dos dedos de frente como tú y como yo, decidió que su destino era ser un lastre con el que debíamos cargar el resto de la humanidad y además de pagar sus errores.

 

-“Basta de nacimientos”: este tema debería ser el criterio sobre el cual se deba perpetuar  la sociedad, que al fin y al cabo no consiste en otra cosa que traer hijos al mundo. El problema como todos sabemos, es que hay padres que tienen hijos por tener (“nada como un parto para estar entretenidos”) y ni siquiera se preocupan en criarlos correctamente. Esto es una irresponsabilidad no ya sólo porque hay niños agonizando en el mundo (como dice la canción), sino porque las criaturas heredarán los errores y defectos de sus padres y los que tendremos que lidiar con ellos seremos el resto.

-“Pánico a una muerte ridícula”: las noticias de turistas fallecidos por saltar a la piscina desde el balcón se han vuelto tan habituales estos últimos años como las de consejos para hacer frente al calor del verano, no fallan en el telediario. Hay gente con esguince cerebral y merecedores del mismísimo Premio Darwin, hacia los cuales, servidor ya no siente ni la más mínima pizca de pena. Hay gente que muere muy ridículamente y sinceramente, algunos lo tienen bien merecido. Sirva esta canción de ejemplo de lo que NO debemos hacer si no queremos que nuestro funeral sea un festejo de risas. Yo  al menos aprendí que antes de ponerme a hacer el imbécil, me lo debía pensar dos veces.

-“Señores”: en estos últimos años se ha empezado a generalizar el uso de la palabra ‘cuñado’ para englobar a una fauna muy amplia de hombres que por lo general opinan de todo con mucha autoridad, saben siempre más que tú o hacen el típico comentario para pretender quedar bien. Estos cuñados responden a una amplia variedad de personajes (de traje, de sport, fondones, fibrosos…) y están todas partes, en el bar (sobre todo), en la oficina, el puticlub, en la familia… y por desgracia todos los tenemos que sufrirles de vez en cuando.  Y este es el tipo de personas al que se referían Def Con Dos allá por el año 1996, es posible que si hubiesen escrito hoy la canción, la habrían titulado “Cuñados”. Así que ya sabes, si quieres envejecer con elegancia y no irritar la vida por los de tu entorno, escúchate lo que te dicen los Def Con Dos.

2016-07-08 (1)
Álvaro Ojeda, prototipo de cuñado circulando por la red.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Javier Garrido

Javier Garrido nace en Talavera de la Reina y se muda a Madrid, donde se licencia en Comunicación Audiovisual. Sus diversos fracasos musicales no le resignan y reincide con asiduidad. Enamorado del cine, aprendiz de fotografía y dejado con la literatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies