“Visions of Johanna”, de Bob Dylan: un acertijo encantador del ‘Blonde On Blonde’

Bob Dylan | Jerry Schatzberg
Bob Dylan | Jerry Schatzberg

No sabría muy bien explicar, con precisión milimétrica, de qué va “Visions of Johanna”, la tercera canción del Blonde On Blonde. Este lunes escribí que, a diferencia del Highway 61 Revisited, el séptimo disco de estudio de Bob Dylan es, desde un punto de vista literario, más digerible, presenta menos maraña. Bien, pues la pieza que nos ocupa es puro mercurio líquido, una pastilla de surrealismo concentrado, un laberinto de estampas que parece que se escapan pero que, ya digo que no sé muy bien por qué, conectan, forman un todo –una canción-, y este todo me resulta maravilloso.

Cuando, valga la expresión, era más joven, yo entendía “Visions of Johanna” como el relato de un hombre enamorado y anhelante. El personaje de Louise sería el de la novia que aburre, con la que se está por estar; Johanna encarnaría la meta, la musa, el amor verdadero. En ese esquema mental que me hice, las tramas, los relatos –tan típicos y tan brillantes de este Dylan- ejercerían de cauce –las damas que juegan en el vacío callejón a la gallinita ciega, el muchacho perdido que “se jacta de su miseria”, los tipos frente a la Mona Lisa con bigote en el museo…- para justificar la desembocadura del estribillo: “And these visions of Johanna…”.

El asunto es más complejo. En Rolling Stone la describen como una postal impresionista y loca del Nueva York nocturno. Según cuentan Philippe Margotin y Jean-Michel Gueson en Bob Dylan. Todas sus canciones (Blume, 2015), “sus referencias pictóricas y literarias son obvias. La Mona Lisa con bigote alude a la adaptación del célebre cuadro de Leonardo da Vinci por Marcel Duchamp, precursor del pop art y padre del readymade. La propia letra de la canción es una muestra de la técnica del cut-up, empleada por los escritores de la generación beat, sobre todo, William S. Burroughs”. Por su parte, el crítico Robert Shelton, basándose en la tesis doctoral de Bill King (Bob Dylan: The Artist In The Marketplace), señala que la pieza se inspira en un poema de John Keats: “Oda a una urna griega”. Aquí va un fragmento:

¿Éstos, quiénes serán que al sacrificio acuden?
¿Hasta qué verde altar, misterioso oficiante,
llevas esa ternera que hacia los cielos muge,
los suaves flancos cubiertos de guirnaldas?
¿Qué pequeña ciudad a la vera del río o de la mar,
alzada en la montaña su clama ciudadela
vacía está de gentes esta sacra mañana?
Oh diminuto pueblo, por siempre silenciosas
tus calles quedarán, y ni un alma que sepa
por qué estás desolado podrá nunca volver.

Además, el periodista y crítico musical Greil Marcus escribe que “Visions of Johanna” plantea preguntas del tipo “¿dónde estamos?, ¿quién somos?, ¿qué hacemos aquí? Y si queremos irnos, ¿encontraremos la salida?”.

Tras buscar estas explicaciones, ocurre que mi confusión, ante la complejidad de la canción, aumenta. Y, cuanto más crecen mis dudas o, mejor dicho, más consciente soy de éstas, más atractiva me parece. Este campo minado de acertijos me intriga, me atrapa y me encanta. Cada vez más. Puede que el lector más racionalista se pregunte por qué. Respondo con unas declaraciones de Nick Cave para un reportaje de Mojo, en octubre de 2004. Al australiano le preguntan por la música que no se acaba de comprender. Responde:  “Bueno, los discos a los que vuelvo una y otra vez son aquellos que no entiendo del todo. Veedon Fleece –de Van Morrison, por ejemplo, que seguramente he puesto más veces que cualquier otro disco que haya tenido, seguramente es mi disco favorito de todos los que he tenido precisamente por eso”.

Eso mismo me ocurre con “Visions of Johanna”.

PD: Aquí va la versión primigenia de la canción, llamada, en un primer momento, “Freeze Out”.

PD2: Y aquí una interpretación más reciente, durante un concierto en Liverpool, en 2001.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies