Bunbury y su fiel hermandad de imposibles

Ensayos de Bunbury y Los Santos Inocentes en Buenos Aires | Jose Girl
Ensayos de Bunbury y Los Santos Inocentes en Buenos Aires | Jose Girl

Hago un alto en la lectura de La maravillosa vida breve de Óscar Wao, magnífica novela de Junot Díaz, para hacer un receso virtual, echar un ojo al maldito Facebook (yo también soy de esos) y toparme con una de las últimas “Cápsula(s) Mutante(s)” subidas por Jose Girl, en la que Bunbury, tenso, suelta un “yo no sé ya qué decir” y el guitarrista Álvaro Suite, con arrojo andalú, suelta un “tiramos p’alante” ante, aparentemente, un problema de acústica.

El Mutaciones Tour 2016 arranca este jueves. Ya saben.

Ojeo otras de estas cápsulas audiovisuales y me centro en una que recoge un momento del ensayo de “El club de los imposibles“, con los ya citados Bunbury y Suite, amén del dueño y señor de las cuatro cuerdas en Los Santos Inocentes, Robert Castellanos.

“Cápsula Mutante #2″Bunbury #MutacionesTour2016 Cápsulas Mutantes by ©Jose_Girl

Posted by Jose Girl on domingo, 27 de marzo de 2016

La pieza, primer capítulo del (ya) clásico Flamingos (2002), suena a himno como de hermandad, a ceremonia de iniciación. “Bienvenido al club de los imposibles, / de balas perdidas con siete vidas, / tenemos prisa por llegar”.

Muchas gracias.

“El club de los imposibles” siempre me ha parecido un tema cargado no sé si de optimismo, pero sí de vitalidad. Es decir, habrá momentos de inhalación de napalm, cometeremos errores, sufriremos heridas mortales, pero ese es el precio inevitable, el peaje que pagamos para pasar esa sucesión de semáforos verdes que ofrece la vida y, salvo que seamos tan negados como el protagonista de la novela de Díaz, nunca estaremos solos y también disfrutaremos de no pocos momentos de gloria.

En el pasado Palosanto Tour 2014, “El club de los imposibles” era la segunda canción del set-list. En mi opinión, el tema, enmarcado en el guion de ese show, adquiría un cariz rebelde, cuasi revolucionario. Después del trueno que suponía “Despierta”, Bunbury, queriéndolo o no, arengaba a las masas introduciéndolas en una comunidad, la de los imposibles, en un tiempo doloroso de paro, corrupción y protesta (del que aún, en España, al menos, no nos hemos recuperado). Si en lugar de soltar un “buenas noches, cabrones”, el aragonés clamara un “a las barricadas”…, en fin, quién sabe lo que hubiera podido ocurrir.

Ná, es coña.

En fin, que tengo un montón de ganas de que arranque el Mutaciones Tour por mi país. Los argentinos lo tenéis a punto. Disfrutadlo, amigos, y no hagáis demasiados spoilers.

En la era de las redes sociales, eso sí que es un imposible.

En fin, continúo con mi lectura.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies