‘Cuaderno de Cuba’, de Lapin: la crónica de un colorido sueño

mosaicocudernocuba
Mosaico con algunos de los dibujos de Lapin para Cuaderno de Cuba

Chano Pozo grita “¡Manteca!” y se esmera junto a Dizzy Gillespie y su banda en formar un son en mis oídos, un son nuevo que hace que me remueva en mi rutina, en la del mundo real que ya no es tal porque ahora somos todos dibujos, como Chico y Rita, que se reencuentran una y otra vez en la inmensidad de este amor figurado pero intenso; dibujos como los de Lapin, ahora somos todos dibujos de Cuba y aquí Obama no se atreve a venir.

Aguanto mis ganas de tomarme un ron -“pero sin Coca-Cola“, que diría Víctor Jara-, de fumarme un puro de esos con los que me da siempre la brasa Javi, me contengo de formar parte de esos clichés tan manidos, aunque es duro evitarlo, no interpretar algún papel mientras miro el cuaderno de viaje de Lapin, pues te sumerge tanto en su aventura a través de su trazo tembloroso pero firme, realista pero fantástico, proporcionado pero deforme, que es imposible resistirse a formar parte de algo así. Una jungla de colores forma el sueño vívido de una Cuba por la que parece que nunca pasa el tiempo, una fantasía colorida que, lejos de aparentar ser falsa, parece incluso sonar a través de los retratos del pueblo cubano, de sus edificios desconchados o de sus viejos coches americanos.

cuba
Portada de Cuaderno de Cuba | http://malpasoed.com/

Y al final, como la vida misma, todo se acaba y despertamos del sueño, sin saber si estamos en donde quiera que se apoye nuestra cama o atrapados en la estela de un viaje que se marcha rápido, un viaje que, incluso con la ansiedad de que no vuelva nunca, siempre estará ahí, encerrado en esas páginas de canto azulado, en esa odisea de dibujos que descansan esperando que alguien les reviva y se hunda despreocupado de nuevo.

También hay letras, y muy interesantes, pero es un libro precioso y al final, todo lo demás no importa tanto. Edita Malpaso Cuaderno de Cuba, el primer volumen de su colección “Lo Real“, con dibujos del ya mencionado Lapin y traducción de Paula Cifuentes.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Rodrigo Pérez

Rodrigo Pérez nace en Talavera de la Reina, donde ha colaborado con distintas bandas de las que ha sido despedido fulminantemente. Estudió Biología en Salamanca y Lengua y Literatura por la UNED.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies