“La hoguera”, de Extremoduro: un guantazo salvaje a la alienación y a la compasión burguesa

Formación de Extremoduro en 1996 | giveevig.com
Formación de Extremoduro en 1996 | giveevig.com

Escucho “La hoguera” de Extremoduro; la versión en directo, la del Iros todos a tomar por culo (1997). Me recuerdo con doce o trece años menos, bailando sólo en casa, con la música a tope, vociferando y tocando (mal) una guitarra invisible. Ahora prefiero al Extremo más poético, medido y destilado, pero hubo un tiempo, más temerario e inocente, en el que optaba por la poesía salvaje, la interpretación agresiva y la musicalización –al menos, a la hora de ejecutar- más pobre de la banda liderada por Robe Iniesta.

“La hoguera”, esa pieza que vio la luz oficial y cuasi nominalmente –el álbum se llamaba Tú en tu casa, nosotros en la hoguera– en la génesis del grupo, ese Rock transgresivo de 1989 que fue revisado cinco años después bajo la bendita producción de Iñaki Antón, el Uoho, cada vez menos intermitente y más escudero fiel.

La melodía es sencilla y efectiva, se imanta, invita a alzar un brazo –en plan rockero, no fascista, se entiende- y a mover el cuello de arriba abajo; la letra, un guantazo al hombre convencional y alienado, un grito vitalista y guerrero y un rechazo de compasión burguesa: “Ponte a mi lado, no llores por mí / yo piso fuerte y en parte es por ti / cada mañana comienzo a vivir”.

No acabo de entender (¿o sí?) la dialéctica individual/colectiva de la canción: por un lado, en las estrofas, Robe habla de él, un tipo libertario y listo que se sabe equivocar, frente a su antagonista, un sujeto que está en casa (“metido en la nevera / escondes la cabeza / la muerte ronda fuera”); por otro, en el estribillo nos encontramos con el antagonista excluido y con un “nosotros en la hoguera”. Ese “nosotros frente a ti” me choca con el “yo contra ti” del resto de la pieza. El discurso general de Robe reivindica la autenticidad del individuo, pero en el estribillo de “La hoguera” nos topamos con una llamada casi tribal. Insisto: “Tú en tu casa, nosotros en la hoguera”.

En fin, que la canción funciona de perlas y que tampoco creo que sea cuestión de analizarla con escuadra y cartabón. La escuchamos:

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies