Sabina, el libro de 2.100 euros y “El muro de Berlín”

Sabina, en la presentación de 'Garagatos' | AM
Sabina, en la presentación de ‘Garagatos’ | AM

Publica Sabina un libro de arte que vale 2.100 euros y una bomba de hidrógeno indignado explota en las redes sociales. Ya conté en LD –y en La Vanguardia, aunque sin saberlo y sin firmar- lo que dio de sí la presentación de Garagatos (Artika, 2016), así que prescindiré del grueso de los textuales. Grosso modo, el cantautor explicó que la propuesta de la obra vino por parte de la editorial, que quiso darse el capricho y que no hace daño a nadie.

Las redes sociales, decía. Que si este no era el comunista, que si está endiosao, que si el libro lo va a comprar Fulano, que si qué caro nos va a salir el menda, etcétera. A sus admiradores más ortodoxos, a los que van más allá del estrato artístico, les duele que, en la praxis, Sabina haya dejado de ser, en palabras de Escohotado, un enemigo del comercio. Al fantasear con el ídolo –vocablo que viene del griego eidôlon, que es la imagen, el reflejo sin realidad-, le pedimos a Messi que recite de memoria a Don Mendo y al compositor ubetense que sea un artista popular cuando, en realidad, lo suyo tiene más que ver con el despotismo ilustrado: todo para el pueblo, pero sin el pueblo.

Ocurre que Sabina tiene todo el derecho del mundo a ser rico, a hacer lo que quiera con su dinero –el que ha ganado con su trabajo, con su marca- y a darse todos los caprichos que quiera. La nuestra no es una economía centralizada, sino de mercado, y en esta debiera caber –casi- todo, siempre y cuando no se cometa un delito. ¿Publicar un libro de arte que vale 2.100 euros va contra la ley? La respuesta es obvia.

Otro asunto es la teórica incompatibilidad entre ser rico y de izquierdas. Ahí no me meto, que es cosa como de 13TV y/o Izquierda Anticapitalista, aunque traigo a colación una canción del propio Sabina que se llama “El muro de Berlín”, que se encuentra en Mentiras piadosas (1990) y en la que critica, con ironía sutil, la victoria del capitalismo sobre el comunismo, el cambio de chaqueta y la defunción de un sistema de valores. “Se suicidó la ideología”, que canta él.

Del otro día sí que me molestó una cosa. Y es la siguiente:

P: En la presentación de su anterior libro de dibujos, en diciembre de 2013, usted dijo que en la primavera siguiente publicaría un disco con canciones nuevas. ¿Qué ha sido de ese trabajo?

R: Obviamente, era mentira (risas). Y si quieres, te digo lo mismo: en la primavera siguiente habrá un nuevo disco…

Que Sabina sea un artista consagrado no debiera implicar que mienta deliberadamente a la prensa. Que a los periodistas nos tome por tonticos. Eso es ir de sobrado. Se llame el tipo Rafael Hernando o Joaquín Ramón Martínez Sabina. En el mundo del periodismo hay mucha mierda que generamos intramuros, pero si a esa ya le añadimos la que viene de extramuros, estamos perdidos. Y no sólo ya los profesionales, sino esos miles de lectores que, en su momento, leyeron en varios medios que el cantautor publicaría nuevo disco con canciones nuevas.

Pues nada, era mentira.

Por lo demás, nobleza obliga a decir que Sabina fue muy amable y respondió a todo.

Faltaría más, supongo.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies