10 canciones para recordar a Scott Weiland

culture.com

Para algunos Scott Weiland quizás haya llegado tarde a varios momentos decisivos de su vida: llegó al grunge, cuando el grunge ya era Nirvana y Pearl jam –de hecho muchos le criticaban la voz, en un principio muy similar a la de Eddie Vedder–, llegó a los trajes cuando Tom Waits ya llevaba muchos años luciéndolos como un dandi, e infelizmente nunca llegó a la cita del jueves, 03 de diciembre de 2015, a un concierto que daría en Bloomington (Minesota). Le encontraron muerto en el autobús de su actual grupo The Wildabouts. Con 48 años y un pasado de excesos, uno de los fundadores de Stone Temple Pilots llegaba, así, tarde a su propia muerte. Para otros -a los que me incluyo-, en un mundo que valora la precocidad, Weiland, rebelde y genio, fue forjando su personalidad, tanto musical como vocal, poco a poco, a fuego lento. Era carne de cañón para el club de los 27, pero desafió a las parcas y salió ganando, con estilo y chispa.

Empezó a finales de los 80 con Mighty Joe Young, junto con el bajista Robert DeLeo, con el hermano de éste, el guitarrista Dean DeLeo y con Eric Kretz en la batería. Poco tiempo más tarde, la banda se cambiaría de nombre a Stone Temple Pilots. La conducta de Weiland presentaba una amenaza para el futuro del grupo por sus constantes arrestos y juicios por porte de droga, por casos de sobredosis y por sus entradas obligadas a clínicas de rehabilitación. Consecuentemente, varias giras tuvieron que ser canceladas. Si por un lado el porvenir del grupo se veía cada vez más incierto, por otro, en los álbumes, los STP construían cada vez más un estilo marcado, que los alejaban de la sonoridad inicial.  La primera etapa de los STP acabaría a finales de 2002, tras una fuerte pelea entre Weiland y Dean DeLeo.

A partir de ahí, Weiland emprendió un nuevo proyecto con los ex integrantes de Guns’n’RosesSlashDuff McKagan, Matt Sorum, además de Dave Kushner. Velvet Revolver consiguió algunos éxitos de público y de crítica con canciones como “Slither” o “Fall to Pieces”. Otra vez más, el comportamiento inestable de Scott Weiland provocó su expulsión del grupo en Abril de 2008. En la época, Slash afirmó que el cantante no estaba “involucrado al 100%” con el proyecto y que, “entre otras cosas, su cada vez más errático comportamiento en escena y sus problemas personales nos han forzado a movernos”.

Aún en 2008, Scott Weiland se reincorporó a los STP para una gira y en 2010 publicaron un nuevo disco homónimo. Las diferencias entre los integrantes seguían y en 2013, Weiland fue definitivamente despedido.

Además de sus incursiones en grupo, el cantante también grabó dos discos en solitario: 12 Bar Blues en 1998, y Happy in Galoshes en 2008. En ambos trabajos podemos ver la gran evolución vocal de Weiland y evidencian sus influencias musicales de David Bowie -tanto es así que hace una versión de “Fame” en Happy in Galoshes-, John Lennon o de Pet Sounds de los Beach Boys.

Después de 48 años de excesos, de una rebeldía indomable y de chispazos de genio, Scott Weiland llegaba tarde a su propia muerte. Hizo de su vida lo que Leopoldo María Panero ya advertía: “baila hasta que la muerte te llame/y diga suavemente entra/ entra en el reino del rock and roll”. Weiland, el jueves pasado, dejó de bailar y ahora descansa en el reino del rock and roll. Que le sea leve.

Aquí os dejamos con una lista de 10 canciones para recordarlo siempre:

  • Stone Temple Pilots
    • Core, 1992
    • Purple, 1994
    • Nº4, 1999
    • Shangri-LA DEE DA, 2001
  • Velvet Revolver
    • Contraband, 2004
  • En solitario
    • 12 Bar Blues, 1998
    • Happy in Galoshes, 2008

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies