Defensa del becario

Viñeta de El Roto | El País
Viñeta de El Roto | El País

En ese oráculo de sabios posmoderno que se llama Twitter me encuentro, por enésima vez, con un chiste sobre becarios. Algún periodista de la web de Informativos Telecinco ha escrito el siguiente titular: “Una joven de 15 años se suicida por su alergia a las ondas del WiFi”. Comentario del graciosete virtual de turno: “Al becario se le ha ido la pinza”.

Puede que tenga razón. Porque, por norma general –y, a veces, en el mejor de los casos-, al becario se le pone a ‘picar teletipos’, a buscar la noticia chorra y a limpiar basura. La formación profesional para el estudiante en un trabajo informativo (qué paradoja), salvo excepciones, suele ser no ya pésima, sino escalofriante. En definitiva, quien dice “becario” suele decir “comemierda”. En la mayoría de los casos, esto es una constante: ahí están los testimonios, las denuncias, los #gratisnotrabajo.

Pero nobleza obliga a decir que, también en general, la gente nueva suele salir bien preparada de la carrera –en mis amigos me baso-, pese a sus abisales y oscuras deficiencias. Y nobleza obliga a decir que esos becarios le lavan la cara, el culo y, sobre todo, sus textos, a muchos periodistas que se dicen/creen consagrados. Si no fuera por esos becarios, querido tuitero graciosete, quizá te encontrarías un “me se” en la última columna de ese prestigioso tertuliano que admiras. Si no fuera por muchos de esos becarios, el último lead de ese reportaje de investigación te sonaría a quechua. Si no fuera por esos becarios, serías arrastrado por un huracán de “bés” que debieran ser “uves” o por cifras que debieran ser letras –ay, las pasadas que juega el enviar un artículo desde un iPhone.

Y, para terminar, quizá, si no fuera por esos becarios que están jodidos (“No es lo mismo estar jodido que jodiendo”, Cela), cobrando sueldos somalíes y si eso, quizá, repito, el periódico que usted está leyendo no saldría adelante, por el tema de la burbuja económico-periodística, etcétera.

Pero ese es otro debate.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies