Leonard Cohen, “There is a War” y el agujero negro implacable

Cohen, actuando para soldados israelíes en 1973|Uri Dan, Farkash Gallery (Tomada de 'Leonard Cohen. Everybody Knows', Ed. Blume)
Cohen, actuando para soldados israelíes en 1973|Uri Dan, Farkash Gallery (Tomada de ‘Leonard Cohen. Everybody Knows’, Ed. Blume)

“There is a War”, de Leonard Cohen, es una canción que duele como un puñetazo en la barriga. Quiebra, apalea, inmoviliza. En el documental The Song of Leonard Cohen (Harry Rasky, 1979), dice el canadiense sobre esta pieza:

“En cierto modo, todas las instituciones están o han sido barridas y la pregunta ética es: “¿Cuál es el comportamiento adecuado en mitad de una catástrofe?”. Esa canción es una especie de grito de guerra para fortalecer a los participantes, para contarles que existe un conflicto, pero es una canción poco caritativa, y es muy difícil cantarla correctamente, sin hacer que suene como un eslogan”.

Incluida en New Skin for the Old Ceremony (1974), “There is a War” describe un escenario realista y sombrío, en el que están en guerra el rico y el pobre, el hombre y la mujer, quienes dicen “que hay una guerra y quienes dicen que no la hay”, la izquierda y la derecha, el blanco y el negro. Años después, Cohen explicaría que la canción se refiere a un “agujero negro sociológico” que se dio a finales de los 60 y que “absorbió todas nuestras mejores aspiraciones”. “Yo mismo acepté la invitación durante tres o cuatro segundos”, añadía.

“There is a War” posee un estribillo cínico e inquietante en el que Cohen pregunta por qué no vamos de nuevo a la guerra para “no ser turistas”, “antes de que nos duela”, “a poner nerviosos a todos”. La pieza, ya he dicho, inmoviliza y duele. Bajo un filtro de lejía o vinagre, el canadiense retrata un ecosistema al que nos hemos acostumbrado, como si ese “agujero negro sociológico” se hubiese prorrogado hasta nuestros días.

Estoy seguro de que “There is a War” tiene una visión mucho más intimista que de extramuros –Cohen venía de padecer una grave depresión y tuvo problemas con las drogas-, pero cuando uno lee el periódico, escucha la radio, sale a la calle o se mete en el maldito Twitter, la canción suena oportuna, fácil y doliente. Y eso me inquieta.

La versión de Sabina

En Alivio de luto (2005), Sabina incluía una versión de “There is a War” llamada “En pie de guerra”, en la que introducía un toque pacifista: “Esta canción habla más de las guerras internas y propone enterrar el hacha de guerra y fumarnos una pipita de la paz con yerbita de Dios”. Durante la Gira Ultramarina, hacía referencia a su abuela, que escuchaba a la COPE y, por ello, creía que en España “estábamos en guerra”. Las Supremas de Móstoles hacen los coros.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Un comentario sobre “Leonard Cohen, “There is a War” y el agujero negro implacable

  • el 18 Abril, 2016 a las 11:23 am
    Permalink

    ¿Podrías desarrollar eso del “agujero negro sociológico”? Siempre me he planteado esta canción como una llamada a la no apatía (o al no cinismo), es decir, una invitación a no ser turistas. También creo que hay un mensaje sobre la importancia del relato (es decir, de ver quién consigue imponer su marco de interpretación, el que dice que hay guerra o el que dice que no la hay), y de ahí todos esos antagonismos.
    Igual es cosa mía, claro, pero no dejo de ver esa “guerra” como el sustento de toda buena democracia: la lucha tranquila por llegar a una convivencia pactada. Claro que las estrofas más personales (I live with a woman and a child…You cannot stand what I’ve become…) son un contrapunto peculiar que, creo, abren las posibilidades de interpretación.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies