“Jersey Girl”, de Tom Waits: contradiciendo a Ortega y Gasset

Tom Waits y Bruce Springsteen | Archivo
Tom Waits y Bruce Springsteen | Archivo

Me incomoda escribir sobre canciones de amor. Sobre las que son felices, digo. No es porque me sienta expuesto –ante todo, discreción-, sino porque temo a la tropa que confunde autoficción con biografía, a esa legión que saca conclusiones premeditadas y que, al segundo, te convierte en el epicentro temático de infernales grupos de WhatsApp y/o conversaciones de Facebook.

De ahí el vértigo que sufro al escribir sobre “Jersey Girl”, la hermosísima canción de Tom Waits que encontramos en su disco Heartattack and Vine (1980). El californiano se inspiró en su (no tardando, futura) esposa, Kathleen Brennan, con quien contrajo matrimonio en agosto de ese mismo año. Y eso se nota.

El autor de “Jersey Girl” es polvo enamorado. Contradice a Ortega, quien dijo que “el enamoramiento es un estado de imbecilidad transitoria”, demostrando que, bajo los efectos de esta hipnosis transitoria, se pueden crear obras de arte con un nivel de ochomiles. La pieza sobrecoge por su pureza, por su verdad. Estamos ante una balada sencilla, inspirada y emotiva –su melodía, a veces, recuerda a “The Boxer”, de Simon & Garfunkel-, en la que Waits celebra un inminente encuentro con su amada, prescindiendo de lo volátil –incluidas las “putas en la Octava Avenida”- y, desde su nube, celebrar un plan que pasa por llevar a su chica a la feria, montar en todas las atracciones y pasear con ella:

Así que no me molestes porque no tengo tiempo;
voy de camino a ver a mi chica,
nada más importa en todo el mundo
cuando estás enamorado de
una chica de Jersey.

Quizá, lo más revolucionario –recuerden, estamos hablando de Tom Waits- del tema sea ese “sha la la”: “Nunca pensé que me sorprendería –dijo en una entrevista en 1980- a mí mismo diciendo ‘sha la la’ en una canción… Es mi primer experimento”.

La versión de Springsteen

 

Al profano le sonará “Jersey Girl”, sobre todo, por la enorme versión que hizo Bruce Springsteen –incluida en el box set de 1986 Live/1975-85. Antes de que este la revisara, el escritor Stephen Holden escribía, en la crítica de Heartattack and Vine publicada en Rolling Stone, que la canción parecía un producto del autor de “The River” o “Thunder Road”.

Springsteen incluyó “Jersey Girl” en su repertorio, por primera vez, en un concierto que ofreció en el Brendan Byrne Arena, en Jersey, el 2 de julio de 1981; un mes después, en un show en Los Ángeles, la interpretaron juntos. Así presentó Springsteen a Waits:

Hay un tipo que ha escrito un montón de grandes canciones, como “Ol’ 55”, “Heart of Saturday Night” y esta canción. Recuerdo que fue una de esas canciones con las que dije: ‘Bien, me hubiera gustado haber escrito eso’. Esa canción se llama “Jersey Girl” y Tom Waits la cantará con nosotros.

Preguntaban a Waits por Springsteen en una entrevista en 1987. Respondía bromeando: “¿Springsteen? Bien, no puedo hacer nada por él. Tiene su propio negocio”.

Así pues, escuchamos a estos dos titanes de la música popular cantando, al alimón, una de las canciones más hermosas del mundo.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies