“Nevermind”, de Leonard Cohen: una gran canción más allá de ‘True Detective’

Leonard Cohen, en un concierto en 2013 | Flickr: Adrian Thomson
Leonard Cohen, en un concierto en 2013 | Flickr: Adrian Thomson

Dice T Bone Burnett -productor de Roy Orbison o John Mellencamp, y guitarrista de Bob Dylan durante la gira Rolling Thunder Revue- en una entrevista concedida a Billboard que “Nevermind”, de Leonard Cohen, “es la canción del siglo hasta el momento, viniendo de uno de los hombres más sabios de nuestra cultura”.

“Nevermind”, amén de formar parte del último disco de estudio de Cohen, Popular Problems (2014), fue la canción escogida para los títulos de crédito de la segunda temporada de True Detective. Quizá la efusividad del elogio de Burnett venga motivada por su condición de “supervisor musical” de la serie, mas sí que es cierto que estamos ante una canción magnífica, de lo mejor que se ha sacado el canadiense -con la ayuda indispensable de su productor, Patrick Leonard– en los últimos diez años de su carrera.

En realidad, la primera vez que supimos de la existencia de un poema llamado “Never Mind” -separado- fue gracias a la web leonardcohenfiles.com, un cajón de sastre, La Meca virtual informativa extraoficial del cantautor canadiense. En 2006, el poema fue incluido en el Libro del Anhelo (Lumen), descrito como “un poemario, un libro en el que el autor ha trabajado durante más de veinte años y en el que ha volcado todo su saber, sus dudas, sus miedos, sus consideraciones en torno al amor, la vejez, el mundo que nos rodea, la muerte”.

En Popular Problems, “Nevermind” suena como una versión pesimista de “Tower of Song”, con su mismo ritmo, pero con un traje de luto con lentejuelas árabes. La letra habla de un tiempo en el que, como escribió Huidobro, “las horas han perdido su reloj”. Hay desesperanza, resignación, desprecio, vinagre. Cohen habla de una guerra perdida, de un camuflaje que implicó dejar atrás una vida, un nombre, aunque eso no tenga importancia. Han vencido los malos, los que matan, odian, delatan:

Estáis del lado de aquellos
a los que despreciáis.

Este fue vuestro corazón,
este enjambre de moscas.
Esta fue una vez vuestra boca,
este bol de mentiras.

Les servís bien,
no me sorprende.
Sois de su sangre,
sois como ellos.

Con este panorama, Cohen se conforma con victorias mínimas -“Mi mujer está aquí, / mis hijos también. / Sus tumbas están a salvo / de fantasmas como vosotros”- “en lugares profundos / con raíces enredadas”, viviendo la vida que “tuve que dejar atrás”.

Una vez vista la segunda temporada de True Detective, se entiende por qué escogieron la canción para la serie.

PD: No tanto como la primera, pero la segunda temporada de TD me ha gustado. No entiendo la cacería tuitera de los camisas pardas gafapásticos de la cultura. Viva Velcoro.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies