Jim Morrison y la épica de la muerte novelesca

 

Ley mordaza (o algo así) | imgarcade.com
Ley mordaza (o algo así) | imgarcade.com

Un cadáver flota un 3 de julio de 1971 en una elegante bañera de un precioso apartamento, de la ya de por sí espectacular ciudad de París. El Rey Lagarto ha muerto en extrañas circunstancias a la edad de los que, algunos, creen los elegidos, flotando en la espuma de aquel maná dorado de la música, aquel cetro de poder que es para algunos la jeringa vacía de heroína.

La historia siempre cuadra porque la escribe gente apoltronada en la distancia, física y moral.

Yo siempre (otra vez hablando de mí) trato de buscar un lugar en el mundo y siento furiosa amistad cuando veo que a alguien le ocurre lo mismo, por lejos que esté y sean cuáles sean las unidades en las que se mida esta distancia.

No sé cómo murió Morrison, la estrella. Apenas sé como vivió Morrison, el renegado. Sí sé como se sentía Morrison, la persona perdida en el mundo. Esto me ha pensar que, pese a toda la ignorancia que el tiempo y el espacio depositan sobre mí, el sitio de Jim estaba lejos de las tibias aguas de un viaje de heroína en una bañera, lejos de un corazón que se apaga al son del misterio en París. Insisto, no sé cómo murió Jim Morrison (ni a estas alturas me importa), pero de alguna manera sé que lo hizo rodeado de algún desconocido, borracho y rodeado de una acogedora mugre donde quedarse a pensar en el último viaje del Rey Lagarto. Es lo que se merece una persona honesta, estar lejos de la risible burbuja de la muerte con estilo. Por las últimas personas honestas. Por la dictadura de la muerte del rey de todos los lagartos. Por el bueno de Jim Morrison.

People are strange…

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Rodrigo Pérez

Rodrigo Pérez nace en Talavera de la Reina, donde ha colaborado con distintas bandas de las que ha sido despedido fulminantemente. Estudió Biología en Salamanca y Lengua y Literatura por la UNED.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies