El Dylan que viene a España: menos versiones de Sinatra y más clásicos

Bob Dylan, en un concierto en Londres | Flickr: @vilavelosa
Bob Dylan, en un concierto en Londres | Flickr: @vilavelosa

El tema de la divulgación de los set-lists provoca en mí un conflicto bipolar: por un lado, al show voy (también) a que me sorprendan, y me gustaría asistir en tabula rasa, sin saber con qué me voy a encontrar; por otro, la vista se me dispara, rápida e inevitable, ante la primera filtración, el vídeo de mala calidad de Youtube o la crónica en la que se desgrana el repertorio.

En ese sentido, me presenté en el concierto de Nick Cave virgen -sólo en ese sentido, ya digo. Me recuerdo especulando por Nuevos Ministerios con Lara Manelli: “Yo creo que empezará con “Higgs Bosson Blues”; seguro que toca “No more shall we part”; qué decepción como no caigan “Jubilee Street” y “The Mercy Seat”; ¿hará algún cover?”. Y así.

Todo lo contrario ocurre con Bob Dylan. El de Duluth da poco pie a la especulación y, en un ejercicio de transparencia casi obsceno -gobiernos de cualquier tipo: tomen nota-, cuelga en su página web todos los set-lists de sus conciertos. El autor de “Tangled up in blue”, “Shooting star” o “Pay in blood” nos ofrece sus guiones de una forma periódica y casi administrativa. Para los periodistas, los estudiosos o, simplemente, los profanos curiosos, la cosa está muy bien: se pueden consultar todos los repertorios del estadounidense, cuántas veces ha cantado tal o cual pieza, etcétera. La contra: sabemos -aunque suele haber una o dos variaciones, en general- lo que nos vamos a encontrar en el próximo show.

Así pues, encontramos que en esta gira europea (empleo la cursiva porque la Never Ending Tour arrancó el 7 de junio de 1988), Dylan ha reducido las versiones de Sinatra -en EEUU interpretaba “Autumn Leaves” y “Stay With Me”-, y ha adelgazado el número de piezas de Modern Times, Together Through Life y Tempest -sus últimos trabajos con canciones propias.

Así, por ejemplo, el pasado 21 de junio, en Tubinga (Alemania), sólo encontramos tres canciones de Tempest (“Duquesne Whistle”, “Pay In Blood” y “Early Roman Kings”); en los conciertos que ofreció esta primavera en EEUU, Dylan interpretaba seis -las antes citadas, más “Scarlet Town”, “Soon After Midnight” y “Long And Wasted Years”.

¿Con qué ha rellenado estos huecos Dylan? Con clásicos maravillosos como “Shelter From The Storm”, “Blind Willie McTell”, “Desolation Row” o, en el caso de Mainz -20 de junio-, recuperando “’Till I Fell In Love With You” (incluida en Time Out of Mind) y versionando “Sad Songs and Waltzes”, de Willie Nelson. Además, los conciertos se cierran por todo lo alto con “Ballad Of A Thin Man” y “All Along The Watchtower”.

Quien quiera disfrutar del menú tendrá seis oportunidades para degustarlo:

  • 4 de julio, Barcelona, Jardines de Pedralbes.
  • 5, Zaragoza, Pabellón Príncipe Felipe.
  • 6, Madrid, Palacio de los Deportes (Los Lobos, artista invitado).
  • 8, Granada, Palacio de los Deportes (Soleá Morente y Los Evangelistas, artistas invitados).
  • 9, Córdoba, Teatro de la Axerquía.
  • 11, San Sebastián, Donostia Arena 2016 (Calamaroartista invitado).

Y perdón por el spoiler.

https://youtu.be/S-L2mFxANF0

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies