Diez discos que bien valdrían un Premio Príncipe de Asturias

Leonard Cohen, Príncipe de Asturias de las Letras 2011 | Archivo
Leonard Cohen, Príncipe de Asturias de las Letras 2011 | Archivo

No deja de sorprenderme, con perdón, que el peso de la sangre sea superior al de las urnas en algunas instituciones del Estado, empezando por la Jefatura y siguiendo por sus filiales. Así, revoluciones -inexistentes- aparte, éstas no mutan en función del demo, sino debido a circunstancias personales, domésticas, familiares. Como los Premios Príncipe de Asturias, ahora Princesa de Asturias, por todo lo que ustedes saben.

Debate -inútil- político aparte, este miércoles, el cineasta Francis Ford Coppola fue galardonado con el Princesa de Asturias de las Artes por su “contribución privilegiada al universo del cine”. En este texto recogemos diez discos que bien merecerían, para sus autores, este premio o uno similar, por su, parafraseando al jurado, “contribución privilegiada” no ya al universo de la música, sino al de la Cultura -mayúscula- en general.

Advertencia: el texto es subjetivo al por mayor. No pretendo ser exhaustivo, sentar cátedra ni nada por el estilo.

manifiestodesastre

  • El manifiesto desastre, Nacho Vegas. Empezamos este decálogo con una provocación. No imagino al asturiano recogiendo este premio o, si lo hago, lo veo soltando un discurso lleno de crítica, de cicuta. Vegas es el último gran letrista español y lo demuestra, especialmente, en El manifiesto desastre, un disco complejo, fino, tóxico y doliente, que incluye joyas como “Crujidos”, “El tercer día” o “Dry Martini SA”. Una pena que, en su nuevo rol de “cantor pesado asturiano”, Vegas se haya olvidado de este trabajo en sus conciertos.

 

highway61revisited

  • Highway 61 Revisited, Bob Dylan. Hablábamos antes de provocaciones. Dylan fue más allá en 2007, cuando se le concedió el Príncipe de Asturias de las Artes y no acudió a la ceremonia, no recogiendo, por ende, el galardón. “Lamentablemente, no puedo estar ahí para recibir el premio en persona, pero espero regresar pronto a España para manifestar mi gratitud por este galardón”. Fin de la excusa. En fin, ¿qué decir del que es, en mi opinión, el mejor escritor de canciones del mundo? Elijo Highway 61 Revisited porque es el disco que estoy escuchando en estos momentos -bueno, y por “Ballad of a thin man”, por “Like a Rolling Stone”, por “Just like Tom Thomb’s Blues”…, por su frescura, su literatura, su rock fresco-, pero Blonde on Blonde, Blood on the Tracks, Oh, Mercy o Time Out of Mind serían argumentos tan buenos como el escogido.

 

la-ley-innata-extremo

  • La ley innata, Extremoduro. Extremoduro es la mejor banda nacional en activo, y de largo. Trabajos como Agila, Canciones prohibidas o Yo, minoría absoluta lo demuestran. “¿Cómo quieres que escriba una canción, / si a tu lado no encuentro la ambición?”. La larga travesía por el desierto de Robe Iniesta desembocó en el que, en mi opinión, es el mejor disco de rock que se ha hecho en España desde que el género existe. Redondo, sinfónico, poético, variado, un universo en sí mismo. Ya va siendo hora de que el rock consiga este tipo de reconocimientos, y Extremoduro, más. Como decía al principio, son los mejores, caray.

 

im_your_man

  • I’m your man, Leonard Cohen. Al canadiense le concedieron en 2011 el Príncipe de Asturias de las Letras y, en la ceremonia de entrega, pronunció un discurso legendario, emocionante, tan suyo. Antes dije que Dylan es el mejor escritor de canciones del mundo. Bueno, vale, pero con permiso de Cohen. Y en I’m your man encontramos algunas de sus mejores letras, aliñadas con melodías pegadizas -dentro de lo pegadizo que puede ser Cohen-: “Everybody knows”, “I can’t forget”, “Tower of song”… Nota final: Quienes tildan a Cohen de coñazo merecen el destierro.

 

Portada de 'The Velvet Underground & Nico', disco en el que se encuentra originalmente "Waiting for the man"
Portada de ‘The Velvet Underground & Nico’, disco en el que se encuentra originalmente “Waiting for the man”
  • The Velvet Underground & Nico, The Velvet Underground. Meter en una coctelera a Lou Reed, John Cale y Andy Warhol (autor de la icónica portada) da como resultado productos tan maravillosos como este. Drogas, masoquismo, juventud, Nueva York y arte se conjugan en la ópera prima de una banda que, lamentablemente, no tuvo -en su momento- el reconocimiento que mereció. “Venus in furs”, “I’m waiting for a man” o “Heroine”, en el menú. Casi nada.

 

ziggy-stardust

  • The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars, David Bowie. “I’m an alligator, I’m a mama-papa coming for you…”. Así se presenta Ziggy-Bowie en “Moonage Daydream”, la tercera canción que integra esta maravilla rockera, narrativa, estructurada como un musical, extraterrestre e inimitable. “Lady Stardust”, “Starman” o “Five years” son algunas de las joyas que conforman esta obra maestra del artista -qué bien define la palabra “artista” a Bowie- inglés. Digo lo mismo que con Dylan: elijo a Ziggy Stardust porque lo estoy escuchando en estos momentos, pero trabajos como Hunky Dory, Station to Station, Low o Scary Monsters también serían buenas excusas para que Bowie recibiera este galardón.

 

Joaquin_Sabina_-_Nos_Sobran_Los_Mot

  • Nos sobran los motivos, Joaquín Sabina. Hubo un momento en que Sabina fue el mejor. Nadie escribía a su nivel y, con la ayuda de García de Diego y Varona, fabricaba melodías hermosas. Él mismo dice que una canción debe tener una buena música, una buena letra, “y algo más”, y que ese algo más es lo que hace que una canción sea buena. Sabina destilaba “algo más” en Física y química, Yo, mi, me, contigo o 19 días y 500 noches, el disco que le consagró. El doble directo Nos sobran los motivos contiene algunas de las mejores canciones del mejor Sabina, interpretadas con ese plus del, volviendo al de Úbeda, “último verano de su juventud”. En esa gira hubo magia, comunión, vida, entusiasmo, frescura, y en el disco se saborea. Nunca sonaron tan bien “Que se llama Soledad”, “Princesa”, “Medias negras” o “La del pirata cojo”. Lo que vino después, es otra cosa.

 

abattoir-cave

  • Abattoir Blues/The Lyre of Orpheus, Nick Cave & The Bad Seeds. Una mascletá, un bufé selecto, una conjunción perfecta de cantidad y calidad de canciones. A la baja del guitarrista Blixa Bargeld, miembro fundador, la banda respondió con este explosivo, nutritivo, magnífico trabajo. El trabajo cuenta con algunas de las canciones más intensas/cañeras de Nick Cave, como “There She Goes, My Beautiful World” o “Get Ready for Love”; raras, como “Breathless” (¿¿¡¡NICK CAVE HACIENDO POP!!??), y estremecedoras, como “Easy Money” o “O Children”. Añadir que discos como Let Love In o The Boatman’s Call también serían buenos motivos para premiar a Cave con un Príncipe de Asturias.

 

enrrique-bunbury-hellville-de-luxe

  • Hellville de luxe, Bunbury. Este trabajo supuso el regreso de facto -tras El tiempo de las cerezas, grabado junto a Nacho Vegas- del artista aragonés después de que disolviera, de un modo repentino y traumático -al menos, para los fans- El Huracán Ambulante. Hellville reafirma y pule un discurso y supone la génesis de una nueva banda: Los Santos Inocentes. La primera parte del disco es un trueno de rock intenso; la segunda flirtea con el folk, lo tropical o con Tom Waits (“Todos lo haremos mejor en el futuro”). “Porque las cosas cambian”, “Bujías para el dolor” o “El porqué de tus silencios” forman parte del exquisito menú.

 

mtv-unplugged-nirvana

  • MTV Unplugged, Nirvana. Con este trabajo, la banda de Kurt Cobain demostró que más allá del grito, el estruendo y la intensidad, sabía hilar fino, adaptarse al medio y conquistarlo con clase, con belleza. Magníficas sus canciones en acústico y, especialmente, las versiones, entre las que destacan “The man who sold the world”, de Bowie, y, sobre todo, “Where did you sleep last night?”, el clásico de Leadbelly, con la que Cobain remata el concierto vaciándose la voz.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies