“No hierve tu sangre”, de Platero y Tú: una sátira feroz contra las estrellas del rock barato

Platero y Tú | Archivo
Platero y Tú | Archivo

Hablaba con un colega de mi quinta, hace unos días, de Platero y Tú. Los de mi generación, salvo posibles excepciones, llegamos tarde al grupo de Fito y Uoho. Nos perdimos la gira conjunta con Extremoduro, su discreta efervescencia mediática, sus brutales directos. Platero fue una de las bandas que marcaron mi adolescencia, la adolescencia de muchos tipos que, en 2015, cumpliremos el cuarto de siglo. Mas, lamentablemente, lo hicieron a lo post mortem, cuando se separaron.

Escucho el notable Muy deficiente (1992). Técnicamente, el disco suena precario, como hecho con prisas, aunque el track list es magnífico: “El roce de tu cuerpo”, “Rompe los cristales”, “Esa chica tan cara”… Me topo con la corrosiva “No hierve tu sangre”, firmada por Iñaki y Fito. Me gusta mucho más cómo suena en Hay mucho rock and roll Vol. 2 (2005), más limpia, enérgica y con Robe Iniesta en los coros. En dos segundos me planto en ella y la disfruto -bendito Spotify.

No hierve tu sangre” es un rock enérgico protagonizado por un artista que se vende a las leyes del mercado. Hay quien apunta que está dedicada a Ramoncín -en mi opinión, el verso “Chico cambia de nariz” lo deja bastante claro. Me gusta la manera descarada y fresca que utilizan los Platero para criticar la música facilona e imbécil -“Ahora canto está canción: / ‘tralará, lorí, lorá’”-, tan habitual en las listas de éxitos y tan sinónimo de “rentabilidad”.

La letra finaliza con una declaración feroz:

Tú te crees que yo te envidio por sonar en los 40
pero no me das ni asco,
ahora sólo me das pena;
tanta foto, tanta pose, tanta tanta tontería,
cuélgate una piedra al cuello
y ahora tírate a la ría.

En las redes sociales y demás plazas públicas virtuales, algunos de los admiradores más ortodoxos de Platero recriminan a Fito que, con los Fitipaldis, se haya convertido en el personaje que, hace unos años, él criticaba con tanta dureza. Vale que la última banda del artista vasco no sea el cenit de la vanguardia, y que haya no pocas canciones que se parezcan demasiado entre sí, mas yo creo que presenta un producto de calidad, siempre digno de escuchar y, sobre todo, de disfrutar en sus conciertos.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Un comentario sobre ““No hierve tu sangre”, de Platero y Tú: una sátira feroz contra las estrellas del rock barato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies