Diez ‘covers’ imprescindibles de Bunbury y Calamaro

Bunbury y Calamaro, en concierto | José Girl
Bunbury y Calamaro, en concierto | José Girl

Enrique Bunbury y Andrés Calamaro publicaron el pasado martes Hijos del pueblo, un disco que recoge las canciones que interpretaron al alimón en la gira conjunta que ofrecieron en México el año pasado. Amén de temas de sus carreras en solitario y de sus grupos –Héroes del Silencio y Los Rodríguez-, el español y el argentino cantaron numerosas piezas del cancionero popular latinoamericano –como “Copa rota”, “Aunque no sea conmigo” o “El hijo del pueblo”.

A lo largo de su carrera, tanto Bunbury como Calamaro han interpretado, por diversión y/u homenaje, canciones compuestas por terceros. Han hecho discos de versiones, las han incluido en sus conciertos… En este post recopilamos algunos de esos covers. Unos son conocidos; otros, no tanto. Por supuesto, no están todas las canciones que son, pero son todas las que están. Disfrútenlas:

 

Bunbury

 

  •  “Llévame”, Licenciado cantinas. Pieza del grupo Texas Tornados, compuesta por uno de sus miembros, Louie Ortega. La canción original sabe más mexicana y mariachi, mientras que en la versión de Bunbury, este da más poder a las guitarras y, cómo no, él que puede, a la voz principal. El videoclip, dirigido por Alexis Morante, es espectacular.
  • “Ódiame”, Licenciado cantinas. Obra de los peruanos Federico Barreto –poeta, conocido como “El cantor del cautiverio- y Rafael Otero López –compositor. Hermosísima canción contra la indiferencia, la actitud que más duele cuando una pareja se rompe, en tono de súplica: “Ódiame, por piedad, yo te lo pido…”. Bunbury la barniza con un sonido tex-mex sin incorporar demasiadas florituras. La interpretación, de diez.
  • “Principiantes”. Enmarcada dentro del proyecto alternativo Los Chulis, Bunbury hace un cover de la maravillosa “Absolute Begginers”, de David Bowie. El aragonés presenta una versión desnuda de la canción, siendo acompañado instrumentalmente sólo por una guitarra acústica y una armónica.
  • “En el alambre”. También enmarcada en Los Chulis, Bunbury versiona una de las canciones más sobrecogedoras, hermosas e icónicas de otro genio: Leonard Cohen. Me gusta la adaptación al castellano de la letra –traducir al canadiense, por su calidad literaria, es arriesgado, y Bunbury presenta un texto muy notable- y el barniz oscuro que le da a la pieza.

https://youtu.be/yCc2m0oyI5Q

  • “Frente a frente”, Las consecuencias. No arriesgaría al decir que es la mejor versión que ha hecho Bunbury a lo largo de su carrera. Compuesta por Manuel Alejandro y Ana Magdalena para Jeanette, el artista aragonés le dio un maquillaje tétrico, desolador –en el videoclip, terrorífico- y hermosísimo. Interpretada en Las consecuencias junto a Miren Iza, se ha convertido en una pieza fija en sus conciertos.

 

Calamaro

 

  • “That’s life”. Los Rodríguez presentaron esta acústica y refrescante –no se me ocurre otro adjetivo, perdón- versión del himno de Frank Sinatra –compuesto por Kelly Gordon y Dean Kay-. El grupo de Calamaro y Rot la interpretó como homenaje a La Voz. El resultado, aquí:
  • “Corazón de neón”, Memorias de una vaca, de la Orquesta Mondragón. Sabina compuso esta hermosísima canción sobre ciudades para el grupo de Javier Gurruchaga a finales de los 80. En este disco en directo, el autor de “Conductores suicidas” o “Es mentira” la interpreta a dúo junto a Calamaro, que le aporta vitalidad y frescura –a una pieza que, dicho sea de paso, Sabina podría recuperar para sus directos, como ya hiciera, por ejemplo, con “Todavía una canción de amor”.
  • “Pato trabaja en una carnicería”, Las otras caras de Alta Suciedad. Original del rockero argentino Moris, narra la historia de un tipo que utiliza un discurso progre, socialista y solidario pero que, en realidad, es un egoísta y un parásito que quiere aprovecharse de los demás.
  • “El cantante”, El cantante. Interpretada originalmente por el cantante puertorriqueño Héctor Lavoe y escrita por Rubén Blades. Calamaro le da un toque flamenco –el álbum está producido por Javier Limón, y toca el virtuoso guitarrista Niño Josele, príncipe del duende flamenco-, se gusta con la voz y se adueña del personaje del que se habla en el tema. También incluida en el álbum en directo El regreso, junto a la Versuit Vergarabat.
  • “Nostalgias”, Tinta roja. Calamaro transforma este tango hermoso y doliente de Enrique Cadícamo y Juan Carlos Cobián en un bolero sabroso, carismático y con son, con detalles tropicales. Mi primo José Soto me dice que la clave de esta versión está en los gritos del argentino, que domina su interpretación y se permite ciertas florituras vocales. Una delicia.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Un comentario sobre “Diez ‘covers’ imprescindibles de Bunbury y Calamaro

  • el 20 abril, 2015 a las 6:50 pm
    Permalink

    El solitario (Diario de un borracho) por favor ! Uno de los mejores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies