Caetano y Gil: dos amigos y un siglo de música

cae y gil_fernando young
Caetano Veloso & Gilberto Gil Foto de Fernando Young

Un país, una provincia, dos ciudades, el mismo año. Dos amigos y una misma pasión. De esta combinación nació una de las parejas más fértiles y longevas de artistas contemporáneos. En Brasil, en la bella Bahia, más precisamente en Santo Amaro da Purificação y en Salvador, nacían, respectivamente, Caetano Veloso y Gilberto Gil en el año 1942. El encuentro entre los dos sólo se produciría en 1963 y, desde entonces, se han vuelto inseparables. Para celebrar la relación de ambos y los cincuenta años de trayectoria de cada uno, en verano harán una gira por Europa titulada Caetano & Gil: dos amigos, un siglo de música. Por ahora están confirmadas ciudades como Lisboa, Londres, París, Perugia, Montreux, Copenhage y Bruselas. La única ciudad española visitada será Barcelona, en el Gran Teatre del Liceu, el 13 de julio.

Caetano y Gil son para la música brasileña lo que Lennon y McCartney, o Jagger y Richards, para el rock. Es innegable que se han influido mutuamente. Juntos, han ideado el mayor movimiento de vanguardia musical de Brasil – el Tropicalismo –, a la vez que, con el mismo ímpeto, han sabido recrear los sonidos folclóricos con gran personalidad, y, aunque cada uno tenga su trayectoria en solitario, siempre han dialogado artísticamente. Sus colaboraciones se pueden ver en proyectos de indiscutible importancia como Tropicalia (1968), con Os Mutantes, Rogerio Duprat, Gal Costa, Nara Leão, Torquato Neto, Tom Zé y Capinam, Barra 1969 (1972), Doces Bárbaros (1976), con Gal Costa y Maria Bethania o Tropicalia 2 (1993).

Quizás el punto decisivo para esta amistad surgió en un momento delicado. En 1969, Brasil vivía en plena dictadura militar y los dos fueron arrestados por la censura, acusados de haber faltado el respeto a la bandera y al himno nacional. Después de una temporada en la cárcel, los dos decidieron autoexiliarse en Londres cuatro años hasta que sus libertades artísticas fuesen permitidas por el régimen. En esta época la relación entre ellos era tan estrecha que llegaron a casarse con dos hermanas, Dedé y Sandra Gadelha. A la vuelta, ellos siguieron con sus carreras musicales y personales por separado. Gil se metió en 2003 a Ministro de Cultura en el gobierno de Lula. Caetano publicó libros y dirigió películas. En el área musical, a día de hoy, Caetano investiga el campo sonoro del rock en sus últimos álbumes (, Zii & Zie y Abraçaço). A su vez, Gil parece volver a los orígenes de su formación e infancia en su disco Gilbertos Samba (2014). Aunque sus intereses musicales sean opuestos, la amistad entre ellos sigue inquebrantable. Y eso, después de cincuenta años, merece ser celebrado.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies