‘I need a Dodge!: Joe Stummer on the run’: ¿Sabe algo del coche de Joe Strummer?

strummer
I Need a Dodge: Joe Strummer on the run | www.ineedadodge.com

La historia de Joe Strummer ha intentado asomarse varias veces a través de mí en esta publicación y las circunstancias lo devuelven a mis letras en otra ocasión más, pero seguro que esta no será la definitiva tampoco. Llevaba un tiempo persiguiendo el documental titulado I need a Dodge!: Joe Strummer on the run, al menos con la mirada, con las ganas de echarle un vistazo y por fin he conseguido que llegue a mis ojos y otra pieza más del puzzle de la vida del cantante de The Clash llega para intentar completar un rompecabezas que a nadie le interesa que se termine nunca, pero que es realmente divertido de hacer.

La historia se encuadra en los años en que Strummer huye de su propia realidad -esa que tanto le costó construir- hacia tierras que le parecen míticas por una idolatría casi enfermiza hacia Federico García Lorca (supongo que no se le puede profesar de otra manera a un poeta tan insigne), hacia Andalucía. En otros pequeños vistazos de información que tuve que revisar para la realización de algún otro artículo (el de los 101’ers, supongo), advertí la falta de consideración que se tiene hacia los años que pasó en Madrid y, sobre todo, en Granada y alrededores el bueno de Joe. Supongo que es una encrucijada como la que debió de vivir en sus propias carnes el inglés de parte de la crítica y del público: habiendo dado lo bueno que has dado bajo los focos de la fama, a quién coño le importa a dónde te has ido y que has hecho allí cuando ya se está desmoronando todo.

0000746009_335x440_jpg000
Joe Strummer en Granada | granadahoy.com

Pero hizo cosas, muchas cosas, entre ellas perder un peculiar coche en un mar de vehículos y de garajes del centro de Madrid. En una entrevista concedida a Radio Nacional en Glastonbury en 1997, sentenciará con un “brothers and sisters, I loved that Dodge” una petición desesperada a la audiencia para que encontraran su coche (“que para eso es su coche” dice el periodista con una justicia que asusta), que después de un viaje in extremis para conocer a su hija que estaba naciendo, estaba aparcado en un garaje del que no recordaba la dirección. En esta situación retomamos la realidad en la película y su director, Nick Hall, nos invitará a subirnos en la búsqueda de ese coche y a imaginar que lo conducimos sobre la carretera de la vida de Joe Strummer, de esos años locos de los que nadie quiere hablar, pero que nos enseñan al personaje realmente interesante, al escritor de bar, al poeta de libreta, a un inglés perdido en un idioma que no entiende, pero que le fascina.

Como he dicho antes, lo que se presenta es un artista cansado, en 1985 los Clash sacaban el que sería a la postre el último LP de estudio de la banda, Cut The Crap, sin Jones, sin Headon y lanzado con esa inercia del éxito que lo único que hace es precipitar al vacío la espontaneidad que hace de esto de la música punk un verdadero valor. Strummer huyó de sus propios fantasmas, del esperpento que eran esa nueva versión de los Clash que él había creado, corrió hacia una vida más sencilla, a encontrarse de nuevo consigo mismo, con el músico, y con esas sospechas (como la de punk de colegio privado) que le habían llevado a ser un compositor contento consigo mismo. Mucho se cree saber del músico rabioso pero poco del hombre triste, muchas veces se ha escuchado London’s Burning, pero muy pocas Leopardskin Limousines, un himno a los tristes. Y mientras en Londres le buscaban, él andaba viendo la Alhambra, buscando la tumba de Lorca, produciendo el Más de 100 Lobos a los 091 y, por supuesto, comprándose un flamante coche.

Porque el coche siempre está ahí sin estar y es esta una de las grandes virtudes de la idea que lleva a la realización de este documental de factura impecable, siempre estamos hablando del piloto y, cuando ya te has abstraído completamente, aparece otra vez la montura, el hilo conductor de esta entretenida historia. ¿De qué color era el coche?, ¿qué forma tenía?, ¿conoció Joe Strummer a Isabel Pantoja de verdad?, ¿encontró Hall el misterioso Dodge Dart 3700 GT ?, y por favor, ¿ha visto usted el coche de Joe Strummer?

El DVD de I need a Dodge! se puede reservar en http://www.pledgemusic.com/projects/ineedadodge y se espera que esté disponible en España en mayo.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Rodrigo Pérez

Rodrigo Pérez nace en Talavera de la Reina, donde ha colaborado con distintas bandas de las que ha sido despedido fulminantemente. Estudió Biología en Salamanca y Lengua y Literatura por la UNED.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies