“Nuestra vecina”, de Loquillo y Luis Alberto de Cuenca, o un divertido plan de asesinato

Loquillo, y Luis Alberto de Cuenca (al fondo) | Imagen de vídeo
Loquillo, y Luis Alberto de Cuenca (al fondo) | Imagen de vídeo

Entre mis innumerables asignaturas pendientes se encuentra la de profundizar en la obra poética de Luis Alberto de Cuenca. Confieso, palurdo de mí, que del autor madrileño sólo conozco los poemas que cantó Loquillo en Su nombre era el de todas las mujeres (2011). Y sí, no es igual que un verso entre leído que cantado, escrito que musicalizado –de un modo brillante por Gabriel Sopeña -, pero todos esos poemas, al margen de su envoltorio rockero, me gustan, me llaman.

Nuestra vecina” es el que más me divierte de todos –los que están incluidos en Su nombre era el de todas las mujeres, repito-. Es un soneto negro y canallesco (me parece que dirigido al poeta Javier del Prado) en el que la voz poética propone a un amigo matar a una vecina, una chica que está tremenda, con un talle “que resucita a un muerto, y unos ojos / que derriten el plomo y dan antojos / a quien se los tropieza por la calle”.

Quizás, la canción/el poema pueda resultarle polémico a alguien. En tal caso, a esas personas les aconsejaría, entonces, que ni se les ocurriera, por ejemplo, adentrarse en la obra de Nick Cave. Saldrían disparados al juzgado más cercano para denunciar al artista australiano por lo que canta, sin morderse la lengua, en no pocos de sus temas.

Retomamos el asunto. En Su nombre era…, Loquillo se adueña del soneto, le estampa un sello entre rocker y afrancesado, y lo interpreta con firmeza y brillantez. El catalán demuestra que un buen poema también puede convertirse en una buena canción. Esto no es cosa –tan- fácil. Por ejemplo: “Puntos suspensivos”, de Sabina, es un soneto hermosísimo, de los que tocan el alma; en cambio, su versión musicalizada, “Agua pasada”, pues qué quieren que les diga… cuanto menos, me aburre.

Así pues, bravo por el maquillaje musical del Loco y de Sopeña. Sin más, suena “Nuestra vecina”:

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies