Ojete Calor: “Hacer canción satírica no es fácil; que se lo pregunten a Concha Velasco o a Melendi”

Aníbal Calor y Carlos Ojete | ojetecalor.com
Aníbal Calor y Carlos Ojete | ojetecalor.com

Nick Cave cuenta que, cuando sale al escenario, saca a la superficie el monstruo que habita en las profundidades de su personalidad. “Estoy brillando, estoy volando, mírame ahora”, canta en “Jubilee Street”. Desconozco de qué manera Carlos Areces y Aníbal Gómez se convierten en sus álter ego Carlos Ojete y Aníbal Calor. No sé si su transformación es circunstancial, como la de Cave; si es traumática y repentina, como la de Gregorio Samsa; o si, en plan superhéroes, pasan de una personalidad a otra en probadores de tiendas de ropa –cabinas de teléfonos ya quedan pocas.

Cuando la metamorfosis es mutua surge Ojete Calor, el dúo que ha profesionalizado/catalogado el subnopop, un género musical que no es nuevo, pero que estaba sin bautizar.

IMPORTANTE: esta no es una entrevista a Carlos Areces ni a Aníbal Gómez, sino a Carlos Ojete y a Aníbal Calor. Ojalá la disfruten.

(NOTA: Durante la entrevista, cometí un fallo gramatical de esos que luego se corrigen en la edición. Empleé la conjunción “pero” –adversativa- en lugar de “y” –copulativa-. En cualquier otra circunstancia, hubiera subsanado mi error. Pero la respuesta de Carlos Ojete ante mi tropezón es tan buena, que he preferido no alterar mi cagada.)

Así pues,

P: ¿Cómo aprendisteis a escribir?

ANÍBAL CALOR: De manera innata. No me tuvieron que enseñar.

CARLOS OJETE: Aún no he sacado tiempo, esta semana me pongo.

 

P: ¿Cómo se formó el dúo? ¿Fue antes el Ojete o el Calor?

A: Pues por un cúmulo de casualidades: una playa en Denia, un radiocasette, un bar de Lavapiés y una enfermedad erradicada en la Edad Media fueron el punto de partida para el nacimiento del grupo.

C: Al principio todo era oscuridad. Y dijo Dios: “Hágase el Ojete Calor”. Y vio Dios que era bueno. Podemos concluir, entonces, que no hubo un primero y un segundo, sino que surgió ya el concepto unificado e indivisible que hoy en día conocemos.

 

P: ¿Os han ofrecido el pregón de algún pueblo?

A:  No, no me lo han ofrecido porque aún se están recuperando del lanzamiento de Delayed! Quizás me lo ofrezcan a título post mortem.

C: Sí, me lo han ofrecido en innumerables ocasiones, pero siempre envío a una indígena americana para que lo haga en mi lugar, como Marlon Brando en los Oscar.

 

P: Habéis profesionalizado un género: el ‘subnopop’. ¿Cómo lo definiríais? ¿Hay, a su vez, subgéneros dentro del ‘subnopop’?

A: El subnopop es un género ambicioso pero peligroso. Si coqueteas con él estás atrapado. Merche o Rosa de OT han entrado en una peligrosa subnoespiral de la que ahora no pueden salir. Analicemos esta letra de Merche:

“Yo te espero cada noche y te sueño todo el día
y el pensarte me alborota pero eso ya es cosa mía”

Como podemos apreciar, cumple a la perfección el dogma del subnopop. Cambia el “sueño contigo” por un “te sueño”, y hace lo mismo al cambiar un “pienso en ti”, por “pensarte”. Con esto ya nos va introduciendo en la comedia poética. Acabar el verso con un “eso ya es cosa mía” es una guinda subnopop. ¿Eso es cosa suya y todo el resto de la letra no? ¿De repente la autora se guarda una información para sí misma que no desea compartir con el oyente? Y si no desea compartirlo, ¿para qué lo dice? ¿Quiere acaso dejarnos con la miel en los labios? Merche, diosa de la subnopalabra.

C: Completamente de acuerdo. Analicemos ahora este fragmento de Nek, de su canción “Laura no está”:

“Y si te como a besos, sabrás

lo mucho que me duele este dolor”

Creo que no hay nada más que añadir.

 

P: Creo que Delayed! es un disco muy divertido, pero que está muy bien hecho. No me parece que sea un producto facilón. ¿Es fácil hacer canción satírica? ¿Creéis que se valora como es debido?

C: Antes de nada, me gustaría resaltar la interesantísima y pionera sintaxis de tu pregunta:

“Es un disco muy divertido, pero que está muy bien hecho”

La conjunción adversativa “pero”, habitualmente usada para unir dos conceptos contrapuestos, uno negativo y otro positivo, pierde aquí su significado, puesto que la estructura es “bueno” pero “bueno”. Ojete Calor también abogamos por la subnogramática y queremos proponer el esquema “malo” pero “malo”, e introducirlo de manera activa en el lenguaje coloquial. Por ejemplo:

  • “Les robaron, pero (al menos) les mataron”
  • “Se encontraba mal, pero (gracias a dios) se puso peor”
  • “Es feo como un pecado, pero (por fortuna) es obeso mórbido”

A: Hacer canción satírica no es fácil, que se lo pregunten a Concha Velasco o a Melendi. Pero siempre acabamos encontrando la inspiración cuando menos lo esperamos. Hacer subnopop es duro y no se valora como debiere. Sentiremos valorado nuestro trabajo en el momento en el que nos ingresen dos millones de euros en concepto de valoración del trabajo.

 

P: Detrás de todo vestuario hay una intención. ¿Por qué el tutú de Carlos Ojete y los shorts de Aníbal Calor?

A: Yo visto shorts por una cuestión práctica. Tengo que llevar las piernas al aire para sentirme cómodo. Ayer por ejemplo tuve una entrevista de trabajo en una caja de ahorros y aparecí en calzoncillos. Me han dicho que el puesto ya es mío.

C: Para contestarte a esta pregunta necesitaría el icono de whatsapp del gato con corazones en los ojos.

 

Analizando (parte de) su cancionero

 

P: ¿Es “Fin de curso” un acercamiento al público adolescente?

C: En realidad no. Pero claro, el público adolescente no sólo es pasional, influenciable y tiene mal gusto, también tiende a creerse el centro del universo. Nosotros escribimos la canción pensando en los viajes de fin de curso de la gente mayor, de 100 años en adelante. Pero ahí tienes a esos preadultos con acné, identificándose con todo. Qué manía les tengo.

A: Es un acercamiento al sentir de la tercera edad. En realidad fue el germen de “Viejoven”. Hablaba de adolescentes que ya se sentían viejas en su época de los viajes de fin de curso. Cuando deberían estar de risas en el autobús o de parranda en la habitación del hotel, ellas se aburrían, tenían achaques y estaban deseando que todo eso acabara. Que su vida se acabara.

 

"Hacer subnopop es duro y no se valora como debiere" | ojetecalor.com
“Hacer subnopop es duro y no se valora como debiere” | ojetecalor.com

P: Os solidarizáis con Sarah Connor, con la gente que tiene que irse de algún sitio, con los viejóvenes… ¿os consideráis cantautores protesta?

A: La solidaridad es guay porque significa que hay gente peor que tú que necesita tu apoyo o tu aprobación. Te sube el ánimo y encima está bien vista. Yo más que con los cantautores me identifico con las criaturas mitológicas de Cantabria, más concretamente con los Ojáncanos y los Caballucos del diablo.

C: Nos sentimos cantautores completamente. Yo mismo he confundido a Aníbal con Lluís Llach en un par de ocasiones, e incluso un día nos pusimos a escribir una letra y, cuando llevábamos más de la mitad, nos dimos cuenta de que nos estaba saliendo “Al alba” de Aute. Así que empezamos de nuevo, cambiamos un par de versos y acabó siendo “Ultrapreñada”.

 

P: ¿Fuisteis al final a la fiesta de Rajoy de la que habláis en “Política”? ¿Será UGT Calor un partido político? ¿Cómo sería vuestro ideario?

C: Yo no pude ir, porque había quedado con Zapatero Coletero a las 10:00 p.m., que por cierto no se presentó. UGT Calor no sólo es un partido, es una corriente filosófica, un sentimiento, una forma de vida y un huevo de chocolate con un juguete adentro. Nuestros puntos clave son (1): prohibir la música latina; (2): independizar Usera; (3) legalizar el matrimonio entre dos personas del mismo sexo, aunque ellos no quieran. También privatizaríamos todo, porque la privacidad de la gente nos parece algo muy importante.

A: Yo fui a esa fiesta y me lo pasé genial. En estos momentos nos encontramos elaborando nuestro ideario como partido político. Entre otras cosas defendemos la oligarquía, que es dejar el poder supremo en manos de unas pocas personas. Es una cosa de lógica, así el poder es más acogedor y se ve mejor, más atractivo que si estuviera repartido entre tanta gente. La Democracia abarca a tanta gente que se difumina y no se luce.

P: Tengo la impresión de que Miguel Bosé ha copiado vuestro método de trabajo literario, de crear lenguaje. En una canción que se llama “Sí se puede” emplea la palabra “desilustusiasmado”. Vosotros ya lo hicisteis en “Viejoven”, con vocablos, por ejemplo, como “feapa” o “delgorda”. ¿Cómo os sentís al sentar cátedra?

A: Yo me siento bien porque cuando oigo “sentar cátedra” me imagino a una persona que coge una catedral y la sienta en una silla gigante, y yo a veces para sentirme bien con poco voy. También hay que recordar que Bosé ya hacía subnopop de calidad en los años 70, por eso ahora emergen en él esos picos de lucidez.

C: Una vez que lanzamos los conceptos al mundo dejan de pertenecernos, como cuando Albano lanzó “Cigni di balaka” y dejó de pertenecerle, pasó a pertenecerle a Michael Jackson, que hizo con ella “Will you be there”.

 

P: Pongamos que llevo a una chica a casa para acostarme con ella. Voy a poner música y en mi discoteca sólo encuentro Delayed! ¿Qué canción recomendaríais para el momento?

C: Si con la balada “Viva el progreso” no te la llevas a la cama, tienes que estar haciendo algo mal. Quizá no sea la chica adecuada. O quizá, dado que en toda tu discoteca sólo eres capaz de encontrar un puto disco, tu casa necesite un poco de orden y de limpieza. Eso o que estás perdiendo vista. Ni vivir en una cuadra ni parecerse a Rompetechos resulta muy estimulante para el amor, no nos eches la culpa si luego no hay pantumaca con la chica.

A: Yo le pondría “Musicote including Paraiso” porque arranca latina, caliente y descarada y luego se pone tierna, romántica y cebollesca. Así juegas con las emociones de la chica (“la juegas”) y luego cuando se vaya puedes soñar con ella (“la sueñas”). A partir de ese momento ella no dejará de pensar en ti (“te pensará ella”).

 

P: Para terminar, ¿qué proyectos tenéis en el futuro?

A: Vamos a dar cursos de adiestramiento de perros por toda España y también crearemos una aplicación para móviles que permitirá hacer sopas de letras.

C: Queremos presentar a las Cortes un anteproyecto de ley para que la eutanasia sea obligatoria a partir de los 65 años, según te jubiles.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Un comentario sobre “Ojete Calor: “Hacer canción satírica no es fácil; que se lo pregunten a Concha Velasco o a Melendi”

  • el 30 Abril, 2015 a las 11:41 am
    Permalink

    Inmejorables…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies