Diez discos que merecerían el Nobel de Literatura

portada-discos-factotum

Soy consciente de que un post como éste está abocado a decepcionar a prácticamente todo el mundo. Antes de empezar me gustaría subrayar dos cosas. Primero, se quedan fuera muchos discos que merecen estar aquí, pero teníamos que escoger 10 de alguna manera. Y segundo, hemos seleccionado aquellos que, según nuestra opinión personal y debido a nuestro gusto por las letras, creemos que contienen algunos de los textos más brillantes de la música popular. Y sin más preámbulos comencemos:

Nuestro indiscutible primer puesto es para el señor Cohen, además se trata de su debut en la música. Tras este parco título y esta portada sublime a fuerza de cutre se esconde un disco bastante… cómo decirlo… bastante raro, al menos en las primeras escuchas. Canciones místicas y oscuras que parecen provenir de un folclore nuevo que se saca de la manga el canadiense. Según uno va entrando en materia, como si de una epifanía se tratara, cae en la cuenta de la auténtica POESÍA con mayúsculas que contiene. Estructuras líricas rígidas, versos rigurosos y en cada uno de ellos una emoción inmensa. En palabras de Cohen “poesía es evidencia de vida” y aquí nos lo demuestra. Mencionar la célebre “Suzanne”, pero nada sobra en este disco redondo.

Si los hispanohablantes podemos presumir de tener autores capaces de medirse con titanes anglosajones como el citado, es gracias a figuras como la de Javier Krahe. Inexplicablemente desconocido para el gran público. Desde la apariencia de la sencillez, nos trae algunas de las mejores canciones jamás escritas en español. Para mayor mérito, a pesar de su avanzada edad, Javier no se abandona ni pierde frescura, es un caso insólito de genialidad que no se encuentra en viejos documentos de archivo, sino que está viva y activa en cada una de las canciones que sigue componiendo. En palabras de Sabina “un lujo que este país no se merece”.

  • Actos inexplicables – NACHO VEGAS (2001)

El primer disco del asturiano contiene algunas de sus canciones más personales, personales hasta la obscenidad en algunos casos, cómo no recordar “El ángel Simón” o “Sitios distintos”. Nacho Vegas nos demostró que se podía ser indie y cantautor sin que ninguna de las dos facetas saliera perdiendo en el proceso. Oscuridad, crueldad, ingenuidad, vulnerabilidad… todo eso y más se encuentra en Actos inexplicables.

  • Supone Fonollosa – ALBERT PLA  (1995)

Y hablando de oscuridad, Albert Pla lo borda en este disco con sus adaptaciones de textos del poeta catalán Jose María Fonollosa. La verdad es que le iban al dedillo, dicho sea de paso. Albert nos propone un viaje al lado más miserable de nosotros mismos. Sólo apto para aquellos que no vuelven la cara ante las escenas clave de las películas de terror. Polémico (lógico tratándose de Pla) pero sobre todo deliciosamente inquietante.

  • La Mauvaise Réputation – GEORGES BRASSENS (1952)

Confieso que he elegido este disco de Brassens por poner uno, pues es uno de los pocos autores que puede presumir de no tener un solo disco malo en su dilatada discografía. Lo que pasa con los genios es que no pasan de moda. Algunas de sus canciones nos siguen resultando tan subversivas como hace 50 años.

Considero este disco el culmen de la carrera de Sabina que no había dejado de progresar desde Inventario (1978)Contiene algunas de sus canciones más autobiográficas (“Dieguitos y Mafaldas”) y tiene lo que Sabina definió perfectamente como “esa cosa que nadie sabe lo que es pero que es lo único que importa en un disco”.

Sólo un verdadero poeta como Serrat puede entender suficientemente bien a un autor de la talla de Miguel Hernández como para realizar estas adaptaciones. Es un disco oscuro donde, aunque hay lugar para el amor y la ternura, siempre es como contrapartida de la sombra predominante de la muerte. Si queremos conocer los horrores de la guerra, podemos ahorrarnos horas de libros de historia escuchando este disco.

  •  Honestidad brutal – ANDRÉS CALAMARO (1999)

A lo largo del ranking he citado muchos discos que podríamos considerar redondos, donde todo está donde tiene que estar y en su justa medida. No es el caso que nos ocupa. Como su propio nombre indica este disco no tiene nada de equilibrado, sin embargo, es mi preferido de Calamaro. Con la friolera de 37 canciones (y todavía se le quedaron fuera más del doble) Andrés nos va desgranando la historia de un desengaño con sus momentos de resignación, de valentía, de ternura, de rencor, de despecho… Quizás no tenga el rigor de los grandes poetas que he mencionado, pero lo suple con la honestidad sin filtros que nos propone.

  • El tiempo de las cerezas – ENRIQUE BUNBURY Y NACHO VEGAS (2006)

Con este disco Bunbury me demostró su enorme talla como artista y como persona al colaborar con un, por entonces poco conocido, Nacho Vegas en aras de la calidad, cuando quizás hubiera sido una apuesta más segura, en términos económicos, juntarse con otro artista de su nivel de popularidad. El resultado, como no podía ser de otra manera cuando las cosas se hacen por los criterios adecuados, es excelente. Creo que ambos recogen en este disco algunas de las mejores canciones que han compuesto (especialmente en lo estrictamente musical) en sus carreras respectivas.

Carátula Frontal de Andres Lewin - Animales Y Aeropuertos

  • Animales y aeropuertos – ANDRÉS LEWIN (2008)

No quería terminar sin mencionar a alguno de mis artistas preferidos de los que se mueven por derroteros más minoritarios pero no por ello con menos calidad. Había que elegir a alguien que representase la canción que circula actualmente por las pequeñas salas de España. Además, me he dado cuenta que la lista me ha quedado un poco “viejuna” y me parece injusto dar la impresión de que hoy en día no se hacen discos de calidad cuando hay grandes autores dando la cara y a los que aún les queda mucho que decir. Uno de nuestros preferidos es Andrés Lewin, hemos tenido la oportunidad de verle en directo en varias ocasiones y siempre nos ha dejado boquiabiertos durante todo el concierto. Irónico, directo, sincero y divertido. Ningún aficionado a la canción de autor debería dejar pasar la oportunidad de descubrir a Andrés.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

5 comentarios sobre “Diez discos que merecerían el Nobel de Literatura

  • el 4 Marzo, 2015 a las 5:14 pm
    Permalink

    a Andres Lewing no lo conozco, y en Spotify sale un tal Andres Lewing -Ritcher que no creo sea del que hablas, Del resto solo quito a Pla, no lo se, pero se me atraganta

  • el 18 Abril, 2015 a las 4:48 am
    Permalink

    Os recomiendo el EP “Caravana”, del grupo BambiKina. Unas letras fantásticas. Hacía tiempo que no escuchaba algo así. Un beso y felicidades por el artículo

  • el 18 Abril, 2015 a las 5:26 am
    Permalink

    Falto uno de Arturo Meza, esta incompleta la lista

  • el 22 Abril, 2015 a las 9:41 pm
    Permalink

    Echad un vistazo a Bilillo y Los Sullos. Está en spotify y sus letras son impresionantes. Su página web: http://www.bilillo.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies