“De purísima y oro”, de Sabina: un sutil recorrido por la posguerra

sabina-capote

Para mí, “De purísima y oro” es la mejor canción de Sabina. Uno puede conocer con ella una de nuestras épocas más oscura: la posguerra.

Sabina narra, con una preciosa melodía que te transporta directamente a 1947, los duros momentos que vivía la sociedad española. Un sociedad que dejaba atrás el horror de la guerra civil pero que se enfrentaba al hambre, la venganza y el odio. Entre tanto, la música, el cine, el fúbol y los toros, entre otras vanalidades, servían de entretenimiento.

La canción tiene doble lectura: la superficial, es la muerte del mítico torero Manolete. Sin embargo, la verdadera intención de Sabina es relatar aquella triste época de nuestra historia reciente.

Destaco estos 10 versos:

  1. Niño, sube a la suite dos anisetes“. Las dos copas son para Manolete y La Lupe (la mujer con la que el torero tuvo una larga relación, a espaldas de su familia), antes de torear. Álvaro Domecq Díez, amigo y albacea del matador, y la madre de Manolete impidieron que su amante entrara a la enfermería y se consumara, allí, la última voluntad del diestro: casarse con ella.
  2. Al día siguiente hablaban los papeles de Gilda y del Atleti de Aviación“. El 29 de agosto de 1947, el día siguiente al de la fatídica cornada, se estrenó Gilda, a la vez que los periódicos hablaban del Atlético de Aviación (hoy, Atlético de Madrid).
  3. Y, después, la paella de Riscal“. El restaurante Riscal se hizo famoso en aquella época, por sus paellas y por sus prostitutas.
  4. Permanén, con rodete Eva Perón“. La “permanente” era el peinado de moda en las mujeres. Eva Perón visitó una España empobrecida.
  5. Al día siguiente hablaban los papeles“. Cada vez que escucho la canción, recuerdo a mi padre leyendo, lo que él llamaba el papel (el periódico).
  6. Por Ventas madrugaba el pelotón“. La verdadera intención de Sabina es contar la cruda realidad de la posguerra, la muerte de Manolete, a cuernos de Islero, es solo un pretexto. Desde la plaza de toros salían todas las mañanas los pelotones de fusilamiento.
  7. Habían rapado a la señá Cibeles“. Como castigo, las mujeres eran rapadas al cero.
  8. Para el estraperlista dos barreras“. Desde la barrera es desde dónde se ven mejor los toros (eso dice el refrán). El estraperlo era el mercado negro y, además de ser un buen negocio, permitía gozar a los estraperlistas de buenas entradas para las corridas.
  9. Para las extranjeras Luis Miguel“. Luis Miguel es Dominguín, padre de Miguel Bosé (que compartía arena, en Linares, con Gitanillo de Triana II y Manolete). En la posguerra fue un torero más famoso por su relaciones con actrices, tal como Ava Gardner, que por su arte torero.
  10. Para la inclusa niños con anginas“. Las inclusas eran los hospitales a los que las madres solteras iban a dar a sus niños. A esos niños (“incluseros”) se les solía apellidar “Expósito”.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Antonio Cambronero

Informático y blogger. En la Blogosfera desde el 25-1-2001. Autor del libro "Manual imprescindible de Twitter" (ed. Anaya Multimedia). Hablando en este blog, sobre todo, de blogging y social media.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies