Nina Persson, la líder de The Cardigans, lanza su primer disco en solitario: ‘Animal Heart’

ninapersson

Después de más de 10 millones de discos vendidos por todo el mundo y 20 años con la banda The Cardigans, Nina Persson celebra este año no solo sus cuarenta primaveras, sino también el lanzamiento de su primer disco en solitario, Animal Heart.

Desde que en 1992 el mundo conociera a la banda sueca The Cardigans, los que hemos seguido de cerca la trayectoria del grupo, hemos visto que el estilo de su música ha variado de álbum en álbum. En sus comienzos se los podría encuadrar dentro del indie, pasando por un pop más inspirado en los años 1990 y el rock. Cada una de sus grabaciones abrió nuevos mercados y atrajo la atención de nuevas audiencias. El álbum Emmerlade (1994) les dio una sólida base en su país natal y en algunos otros países, especialmente en Japón. Pero no fue antes de su segundo álbum, Life (1995), cuando la audiencia y críticos internacionales respondieron. La banda hoy en día es muy conocida en el extranjero por su sencillo “Lovefool“, del álbum First band on the moon (1996). Sencillo incluido en la banda sonora de la bizarra versión cinematográfica del clásico de Shakespeare Romeo y Julieta que protagonizaron Leonardo DiCaprio y Claire Danes, asegurándoles popularidad a los miembros de la banda. En 2008, la banda lanzó un álbum recopilatorio y volvió a reunirse en una mini-gira en donde repasarían muchos de los grandes éxitos que les llevaron a lo más alto de las listas musicales europeas y asiáticas.

Con los años, Persson ha cantado con Sparklehorse, The Manic Street Preachers, Tom Jones, The Cake Sale, The Citizens Band, incluso los Backyard Babies, entre otros.

Sinceramente, nunca he estado convencida de si la publicación de un disco en solitario de un artista que ha formado parte de una banda que lleva varios años tomándose un “descanso” es algo bueno o malo. Aunque el disco sea bueno, aleja cualquier posibilidad de regreso de la banda que lanzó al personaje a la fama. Por eso sería imposible hablar de Nina Persson sin The Cardigans. Aunque curiosamente este es el primer disco que Nina Persson publica bajo su propio nombre, ha tenido otro proyecto –A Camp– con el que publicó dos discos.

20140210_013115_918346

Desgraciadamente en España no he oído hablar de Animal Heart. Lástima, pues en los países escandinavos está cosechando bastantes éxitos, y en su país natal, Suecia, anda por el segundo puesto de las listas de ventas. Pero, ¿qué podemos esperar de un disco de Nina Persson en solitario? Si este disco fuera de The Cardigans yo estaría haciendo la voltereta con doble tirabuzón (esto es una metáfora) y defendiéndolo a capa y espada, aunque no estaría a la altura de los mejores trabajos de la banda. El caso es que Animal Heart suena a The Cardigans y no solo por la voz: hay progresiones, inflexiones y paisajes que nos devuelven a los tiempos de Long Gone Before Daylight (2003) y Super Extra Gravity (2005). Pero falta algo. Por ejemplo, el single que presenta al disco, “Animal Heart”, y uno de los últimos grandes éxitos de la carrera de The Cardigans, “I Need Some Good Wine and You, You Need to Be Nicer”: en “Animal Heart” la estrofa asciende dulcemente hacia un puente casi clavado al de “I Need…” y cada vez que se repite la secuencia lo hace con más intensidad. Lo que cambia es la resolución: aquel enérgico “For the good times and the bad times that we’ve had” (uno de mis momentos preferidos de la canción) queda sustituido por el descafeinado “My ocean my heart anchor you to me…”. Si alguien ha entendido algo de este párrafo, enhorabuena: eres fan de The Cardigans.

Lo siento, las comparaciones son odiosas, pero en este caso la sombra del grupo que lanzó a Nina Persson a la fama es tan patente que obviarla es mentir. No es un mal disco, en general. Bueno, pues partiendo de esta base cada vez que oigo este disco me gusta más: es cierto que en la segunda mitad del álbum el ritmo se vuelve tan apagado que es difícil mantener el hilo, pero hasta “Food For The Beast” (temazo a pesar del aire casposo del arranque) la cosa aguanta bastante bien. También es cierto que Animal Heart contiene alguna que otra auténtica castaña, como “Jungle”, pero lo cierto es que al final, el balance es positivo.

Si no podemos tener nuevos discos de The Cardigans, estas aventuras en solitario de Nina Persson nos hacen un buen apaño para los nostálgicos:

1. Animal heart.
2. Burning bridges for fuel.
3. Dreaming of houses.
4. Clip ypur wings.
5. Jungle.
6. Food for the beast.
7. Digestif.
8. Forgot to tell you.
9. Catch me crying.
10. The grand destruction game.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

2 comentarios sobre “Nina Persson, la líder de The Cardigans, lanza su primer disco en solitario: ‘Animal Heart’

  • el 17 octubre, 2014 a las 5:44 pm
    Permalink

    Hola, me gusta tu artículo. Me encanta The Cardigans y Nina Persson, con esa voz tan dulce y rasgada a veces. Pienso que este disco es del estilo de A-Camp, o del disco “Long Gone Before Daylight”, discazo por cierto. Por mi parte, yo estoy contento con que haya sacado otro nuevo disco, desde 2009 echaba de menos esa voz. Además, mi opinion en la primera escucha es similar a la tuya, pero al escucharlo varias veces me ha ido enganchando. A mi me gusta bastante, no es lo mejor que ha hecho, pero es bueno. Food for the beast o dreaming of houses me parecen dos temas a la altura de discos anteriores. A pesar de todo, siempre podemos disfrutar de los buenos discos de “The Cardigans”.
    Un saludo!.

    Puedes ver mi ilustración de Nina Persson en http://www.facebok.com/ideafragma

    Espero que te guste

  • el 17 octubre, 2014 a las 9:47 pm
    Permalink

    Hola Juan, me alegra que que te haya gustado. The Cardigans siempre han sido uno de mis grupos favoritos, son un referente en lo que se refiere al indie rock sueco. Aunque también hay otros grupos nórdicos bastante buenos. Me encantaría que se juntaran de nuevo como hicieron hace un tiempo en una gira pequeña por Europa y Asia. Y por supuesto que vengan a España. Que siempre somos los olvidados con estas bandas. Y pienso que por eso, no poco conocidos aquí, imagínate ya, el caso de Nina como solista sin el resto.

    Por cierto, he visto tu ilustración de Nina, y me parece fantástica. Tiene la garra de antaño. Como cuando cantaba en directo “Gospell” y se desgarraba con esa voz tan dulce.

    Muchas gracias por tu comentario 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies