“Romeo and Juliet” de Dire Straits, la musa orgullosa y el pardillo romántico

Portada del single 'Romeo and Juliet' de Dire Straits
Portada del single ‘Romeo and Juliet’ de Dire Straits

Ya estamos, solo nos falta cruzar este pasillo angosto. Te recuerda a los del Hotel Overlook de El resplandor, ¿verdad? Tranquila: no se te aparecerán los espíritus de las gemelas. Bueno, pasa. Perdona la desorganización y siéntate. ¿Quieres un poco de vino? Solo puedo ofrecerte vino y agua. De acuerdo, te va a gustar. ¿Este CD? Es el Making Movies de los Dire Straits. Es su tercer álbum. Me he enganchado a la banda de Mark Knopfler de nuevo. Esta semana cumplió 65 años, preparé una cosita para el curro y, por ello, escuché canciones suyas, de cuando estuvo en Dire Straits y de su etapa en solitario. Su obra me ha agarrado del cuello y me ha dicho: “Vente conmigo”. Es increíble. Mira, te lo pongo. Estoy convencido de que el escocés se encuentra entre los tres mejores guitarristas del mundo. Además, es un gran compositor. Esta canción que suena ahora es preciosa. Se llama “Romeo and Juliet“. Escucha. No tiene nada que ver con el tema ese de Karina. ¿Otra copa de vino? Sí, es un poco seco, pero tiene un sabor excelente. Claro, claro. A mí me gusta mucho la canción: Romeo es un pardo que se pone a cantarle a Julieta en la oscuridad, y esta como que se avergüenza del enamoramiento del querido, cuando le suelta: “No deberías venir por aquí, / despertando a la gente con tus canciones”. Copón, con la ilusión que le pone Romeo. Este está encoñado; mientras, la muchacha va pasando de él cada vez más, y más, y más. Y Romeo, inocente, preguntándose: “¿Cómo me puedes mirar / como si yo fuera uno más de tus líos?”. Después, cuando le preguntan por Romeo, que va y dice: “¿Romeo? Ah, sí, tuve una historia con él”. La verdad es que, cuando no tenéis interés, las tías sois bastante hijas de puta. Perdéis la memoria a la de plín. Romeo lo señala muy bien: “Julieta, cuando hacíamos el amor solías llorar”. En realidad, el tipo es demasiado pelele: “Todo lo que hago es extrañarte, y al modo en que estábamos juntos”. Tío, cambia de tía, ¿no? Pues te cuento: la canción está basada en hechos reales. Como las malas películas. Pero la canción es buena, ¿eh? Knopfler se refiere a su relación fallida con Holly Beth Vicent, una cantautora estadounidense que no he escuchado en la vida. ¿Que si yo me he sentido alguna vez Romeo? A una Julieta como tú se lo voy a contar. Marramiau.

Ah, bueno, y escucha esta versión en directo. En mi opinión, la canción gana:

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies