Los grupos que me traigo del festival Emmaüs Lescar-Pau

Dub Inc, uno de los grupos que actuaron en el festival
Dub Inc, uno de los grupos que actuaron en el festival

De mi segundo viaje al país galo he sacado dos conclusiones: la primera, que si quiero volver una tercera mejor ponerme a aprender el idioma; y la segunda y de mayor interés para los lectores de este blog, es que a los franceses les mola mucho el rollo funk.

La razón de mi viaje fue asistir como invitado por la organización del festival Emmaüs Lescar-Pau a cumplir con asuntos que no atañe ahora explicar, pero que me permitió disfrutar de los conciertos programados para dar cuenta así de los grupos que suenan por Francia con la intención de darlos a conocer por la península.

Este festival que se lleva celebrando desde 2007 de manera auto subvencionada, se organiza con la intención de lanzar una llamada de atención sobre el atroz sistema socio-económico en el que vivimos y concienciar a la sociedad para que se involucre en propiciar un cambio. Para ello se analizan los problemas de la sociedad mediante conferencias y se lanzan propuestas de lucha, organización y coexistencia para transformar ese modelo en otro más solidario y cooperativo.

Comenzó en la tarde del martes 29, la cantante brasileña Flavia Coelho, una joven que no lleva un lustro en activo pero que ya apunta maneras gracias a dos discos publicados donde se pueden encontrar ritmos brasileños mezclados con el reggae y el funk. Es de reseñar que con sus movimientos en escenario y con su animado estilo musical, consiguió que un receptivo público francés se animara a echarse unos bailes.

Le siguió una de las que para mí, fue uno de mis grandes descubrimientos, la cantautora GiedRé. Esta lituana afincada en Francia, escribe canciones de humor negro y de crítica política en clave irónica (y poco correctas por cierto). Por si fuera poco despliega una puesta en escena peculiar mediante indumentaria extravagante y cabezas de muñecos dispuestas por todas partes. Si queréis encontrar algo parecido en nuestro panorama musical, se me ocurren Mamá Ladilla, donde las letras con referencias sexuales y escatológicas son recurrentes.

Otro de los artistas que me traje es al nigeriano Keziah Jones, que aunque reconozco que su peculiar estilo no es de mi total predilección -una mezcla entre el blues y el funk- es probable que sea del agrado de muchos. Creo que lo más fascinante es su manejo de la guitarra, la cual la toca sin púa y como si de un bajo se tratara.

Cerró la noche un artista que tienen bastante tirón allí, -M- (nombre artístico de Matthieu Chédid), el cual al parecer suena habitualmente en la radio, consiguiendo que un recinto repleto de gente coreara sus canciones, que cómo no, estaban salpicadas de un estilo funk mezclado con un rollo rock muy modernizo y en ocasiones algo de rock más duro. Este tipo tan peculiar parecía salido de un videoclip de Tino Casal, portando unas gafas que reflejaban las luces de los focos y cantando con un hilillo de voz propio de Michael Jackson.

De la segunda jornada del festival me veré obligado a descartar a algún artista al igual que lo he hecho con la anterior, no obstante pueden consultarlos todos en la página web. Los primeros que mencionaré son los jamaicanos The Gladiators, grupo de reggae que he de reconocer, no me sonaban pese a su abultada trayectoria musical referida tanto a años en activo como a los discos en el mercado. Me alegro de haberlos conocido, tanto en concierto como en persona, pues tuve la suerte de ser llevado al hotel en la misma furgoneta que ellos y aunque como ya me había advertido con anterioridad, el inglés de los jamaicanos no se entiende ni “jota”, parecía buena gente.

Lo siguiente son La Rue Kétanou, un grupo de difícil calificación pero que podría resumirse circunscribiéndolos a la chanson francesa con toques de la música gitana. El trío, cuenta en su repertorio con letras (de lo poco que he logrado a entender y lo que me ha descubierto internet) de inspiración bohemia pero donde también hay espacio para la crítica social.

Otro grupo que lo partió fue Les Ogres de Barback, el cual, salvando las distancias musicales, me recuerdan mucho en cuanto al carácter en escena de grupos españoles como “La Pegatina” o “Alamedadosoulna”. Una banda bastante festiva en la que sus integrantes cambian constantemente de instrumentos y que tira de ritmos franceses y de temática social. En algunas de sus canciones se vieron acompañados de Fanfare Eyo’nle, un grupo de fanfarra llegado de Benín que animó aún más la fiesta (si cabe).

El culmen de la noche llegó con Dub Inc, que como su propio nombre indica el dub está presente junto con ritmos reggae y de dancehall. Si en una de estas os da por escuchar alguna de sus canciones es posible que entre estrofa y estrofa en francés escuchéis alguna que no lo parezca. Sí, suena a árabe, pero es cabilio, el idioma del pueblo con el mismo nombre que habita en Argelia (recordad que fue colonia francesa) y que le da un toque de mestizaje a la música que como vulgarmente se dice “lo parte”.

De nuevo, para los amantes del dub, seguro que os gustará el colectivo de música Chinese Man, que actuaron en último lugar, cuando ya todo parecía estar vendido tras la magnífica actuación de Dub Inc. No obstante, las intensas bases de sus tres DJ’s, no dieron tregua y el ambiento no decayó en ningún momento.

Ambas noches terminaron con actuaciones de diversos DJ’s en las cuales, cómo no, la música funk era constante. En resumidas cuentas, volví con un empacho de funk y me surge la duda de por qué a los franceses les gusta tanto este estilo de música. Habituado a los festivales en España con grupos de punk y raves repletas de “costras”, esta experiencia me ha servido para entender que en cada país, cada uno tiene su idiosincrasia hasta para los festivales.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Javier Garrido

Javier Garrido nace en Talavera de la Reina y se muda a Madrid, donde se licencia en Comunicación Audiovisual. Sus diversos fracasos musicales no le resignan y reincide con asiduidad. Enamorado del cine, aprendiz de fotografía y dejado con la literatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies