La Banda Trapera del Río: la furia incontrolable de las cloacas

La Banda Trapera en su primera formación (de izquierda a derecha): Tío Modes (Modesto Agriarte, guitarra solista), Rayban (Salvador Solano, bajo), Morfi Grei (voz), Raf Pulido (Juan Pulido, batería), Rockhita (Emilio Hita, guitarra rítmica)
La Banda Trapera en su primera formación (de izquierda a derecha): Tío Modes (Modesto Agriarte, guitarra solista), Rayban (Salvador Solano, bajo), Morfi Grei (voz), Raf Pulido (Juan Pulido, batería), Rockhita (Emilio Hita, guitarra rítmica)

La música nacional (sea lo que sea lo que signifique esto) tiene un gran número de cuentas pendientes y de deudas, cosa que parece inevitable en todos los ámbitos. Uno de los adeudados más importantes, al menos para mí, es La Banda Trapera del Río, pues, pese a que sí que puede estar en la mente de muchos como una realidad, no ha tenido la trascendencia que merece la, probablemente, mejor banda de punk en castellano. Y no lo digo en balde, porque, aun teniendo en mente a todos los grupos de punk de los años 80, solo hay que mirar las fechas de formación y de publicación de los álbumes de debut de otras bandas comparadas con la Trapera. Mientras que Eskorbuto grababa su primer sencillo en 1983 y publicaba el Zona Especial Norte en 1984, el primer disco de la banda trapera se había lanzado en 1979.

Sin querer desmerecer a nadie (y menos a Eskorbuto), parece que, lo que se llamó Rock Radical Vasco se comió gran parte de la fama y del éxito que pertenecía a la banda catalana. La Banda Trapera del Río nace en el año 1976, más concretamente el 13 de noviembre, fecha que se conoce con exactitud pues se dedicaron a celebrar exitosas fiestas de aniversario del grupo durante su primer periodo de actividad. Hay que poner en relieve, otra vez, la fecha porque, recordemos, que el primer, y a la postre último disco de los Sex Pistols, Never Mind the Bollocks, Here’s the Sex Pistols, se publica en octubre de 1977.

El germen de la banda surge en Cornellà, una zona bastante difícil y cubierta de miseria que sin duda se hace notar profundamente en las canciones de la Trapera. Como ya he dicho, el primer disco se publica en 1979 con el nombre de La Banda Trapera del Río, con el sello discográfico Belter, famoso por haber publicado las insignes obras de maestros compositores de nuestro tiempo como El Fary o Manolo Escobar, muy en sintonía con el rock furioso que escupían los traperos en sus canciones. En todas ellas se ve a un Morfi furioso, que chilla sin control, como la guitarra del Tío Modes, que parece que vaya a salirse de los altavoces y te vaya a apuñalar. Este álbum estaba compuesto por ‘Curriqui de Barrio’, donde furiosamente se grita “voy a quemar la alta alcurnia, les voy a robar su dinero, para comprar más gasolina y seguir pegando fuego”, sin ninguna concesión. Siguen la no menos crítica ‘No dais la cara’ y ‘Meditación del Pelos en su paja matinera’ que, pese a su aire provocador, tiene un lirismo cautivador, algo que, incluso conjugándolo con su estilo directo a más no poder, acompañará a la Trapera en todos sus discos. Después siguen con ‘Venid a las cloacas’ hablando de “los bloques verdes” de Cornellà; con ‘Confusión’ y ‘Eunucos Mentales’ donde le dicen a la crítica que “tocaremos por cojones, tocaremos lo indencente”. Le sigue la que es, probablemente, la canción más conocida de los de Cornellà: ‘Ciutat Podrida’, la primera canción de rock escrita en catalán. Terminan el disco la transgresora ‘La Regla’, algo nunca visto en el panorama rock nacional de la época; ‘Padre Nuestro’, ‘Nos gusta cagarnos en la sociedad’ y la escandalosa ‘Nacido del polvo de un borracho y del coño de una puta’ que, aunque suene a broma, nos deja una reflexión más que interesante.

Después de separarse en el año 1981 graban el año siguiente su segundo álbum titulado Guante de Guillotina que nada tiene que desmerecer al primero, lleno de la misma furia incontrolable se descargan letras con una influencia evidente de la heroína que corría sin descanso por las venas de algunos de los traperos. ‘Monopatín’, ‘A mi dosis’ o ‘No te entiendo’ dan buena cuenta de ello. Publicarían dos discos más, un directo: Directo a los cojones y  Mentemblanco, ambos en 1994. Este último disco de la Trapera experimenta un bajón de calidad importante, en comparación al menos con los dos grandes primeros discos, pero que nos seguirá dejando algún tema más que potable, como ‘Aluminosis corporal’ o ‘Joven viejo’.

[Banda+Trapera+del+Rio.jpg]
Cartel del concierto de 2009 de la Trapera en Cornellà.
Se publicaría en 2007 un libro con su historia llamado Escupidos de la boca de Dios, de Jaime Gonzalo, que, para el que quiera saber más, es pieza indispensable (y parece que bastante difícil de encontrar). En 2009 volverían a tocar en una reunión que aunó todos los integrantes salvo al Tío Modes que murió, víctima de sus adicciones, en el año 2004. Después de un muy celebrado concierto repitieron en 2010, pero la racha de conciertos se vio interrumpida por la muerte del batería Raf Pulido a causa de un cáncer de garganta. Ese mismo año vio la luz un documental titulado Venid a las cloacas, bajo la dirección de Daniel Arasanz, que cuenta con los testimonios de los protagonistas para ilustrar la historia de la banda. Para terminar, pese a que, como ya he dicho, esta banda sí pudiera estar en la conciencia colectiva musical, en mi opinión no han sido considerados en la medida que les corresponde. Un amigo mío decía con total vehemencia que eran el mejor grupo de rock en castellano de todos. Yo no quiero meterme en ese tipo de debates, pues no creo que signifique nada ese título de “el mejor”, pero me gustaría que, con este recuerdo, la gente empiece a considerar a la Banda Trapera como uno de los mejores grupos del rock tal y como lo conocemos en este país.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Rodrigo Pérez

Rodrigo Pérez nace en Talavera de la Reina, donde ha colaborado con distintas bandas de las que ha sido despedido fulminantemente. Estudió Biología en Salamanca y Lengua y Literatura por la UNED.

2 comentarios sobre “La Banda Trapera del Río: la furia incontrolable de las cloacas

  • el 25 marzo, 2015 a las 1:10 pm
    Permalink

    dice que ciutat podrida es la primera cancion de ROCK en catalán?? ya habia rock antes de estos eee

  • el 27 marzo, 2015 a las 6:40 pm
    Permalink

    Hasta la página web de la Generalitat dice que es la primera canción de rock en catalán: http://www.gencat.cat/culturcat/portal/site/culturacatalana/menuitem.be2bc4cc4c5aec88f94a9710b0c0e1a0/es_ES/index6933.html?, amén de otros muchos sitios más, pero te agradecería que nos dijeses cuál dices tú que es y por qué, porque que hubiera rock en Cataluña antes de 1978 no implica que se hiciera en catalán o que se grabara (y esto es importante) música en catalán. Insisto, si tienes información que compartir conmigo (que soy el autor) y con los lectores sobre otro disco u otra canción de antes por favor déjala por aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies