“Polvorado”, de Nacho Vegas: el ‘escrache’ recibió su himno

nacho-vegas-polvorado

Me gusta mucho Resituación (Marxophone, 2014), el último disco de Nacho Vegas. Muchísimo. Conste en acta que mi disco favorito del asturiano sigue siendo El manifiesto desastre, pero su último trabajo es fresco, crudo, cuasi periodístico, fotográfico, sulfúrico y, no sé por qué, también amable. Quizás sea porque la mayor parte de las canciones estén tocadas en acordes mayores, cosa que ya hicieron los cantautores críticos que precedieron al joven Dylan, como Pete Seeger o Woody Guthrie. No lo sé. El caso es que Nacho ofrece un carrusel de realidades cotidianas, crónicas y dolorosas que calan en quien escucha el disco con una facilidad pasmosa. Las mete con vaselina, permítaseme la expresión.

Una de mis canciones favoritas de Resituación es la tercera, que se llama “Polvorado”. Envuelto en una melodía folk y muy pegadiza, con banjos, contrabajo y batería con escobillas, todo muy oldie, Nacho Vegas desmonta un discurso, desenmascara al patrón, a los “fantasmas” que recorren Europa “desde Berlín a Pola Lena” y, en mi opinión, a los dos grandes gurús de los grupos de comunicación presuntamente de izquierdas españoles: Juan Luis Cebrián (Prisa) y Jaume Roures (Mediapro).

Canta Nacho Vegas:

Yo tengo un Tàpies, dice Juan Luis;
yo tengo un Antonio López, dice Jaume.
¿Quién de los dos sabrá decir
cuántos muertos tiene a sus espaldas?

Además, Vegas se refiere a la sumisión en la que somos educados, disfrazada de amor, “otra forma de extorsión” o “tan solo un espejismo”, y advierte:

Mire que tengo educación,
pero, no señor, esta no es infinita.
Y el día en que se me agote, usted
tal vez reciba alguna visita.

Para esta ‘canción escrache’, Vegas encargó la realización de un videoclip al escritor y director asturiano Ramón Lluís Bande quien, a su vez, define su cortometraje como un “escrache audiovisual”. La obra es sencilla: cámara fija, escala de grises, y una serie de trabajadores asturianos que han sido víctimas de recortes empresariales, quienes sostienen fotografías de protestas sociales recientes.

Aquí lo tienen. Disfrútenlo.

PD: Los protagonistas del videoclip son:

Maxi García. Trabajador de General Dynamics.
Belén Estrada. Trabajadora de Benito Sistemas.
Jesús González. Trabajador de Subcontratas Hunosa.
Cristina Pontón. Trabajadora de Sedes.
Israel García. Trabajador de Coca-Cola.
Violeta Cabrero. Trabajadora de Lavandería Cabueñes.
Samuel Fernández. Trabajador de Monroe Amortiguadores.
Llara Bande. Estudiante de 4º de Primaria.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Un comentario sobre ““Polvorado”, de Nacho Vegas: el ‘escrache’ recibió su himno

  • el 7 julio, 2014 a las 6:42 am
    Permalink

    Excelente reseña! Esta caótica situación merecía sin dudas su “himno”. En Argentina no es muy distinta la cosa lamentablemente. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies