‘Huracán’ Carter, Dylan y “Hurricane”: un himno que intentó ser censurado por los perros del racismo

Dylan visita a 'Huracán' Carter en 1975
Dylan visita a ‘Huracán’ Carter en 1975

Uno de mis libros favoritos sobre Bob Dylan es Dylan sobre Dylan. 31 entrevistas memorables, publicado en España por Global Rythm Press en 2008. Me gusta porque encontramos testimonios en bruto del autor, sin interpretaciones de terceros. El volumen recoge una entrevista del periodista Jonathan Cott para la revista Rolling Stone, en 1978, tras la publicación de la película Renaldo & Clara. Pregunta Cott a Dylan si cree que ‘Huracán’ Carter fue culpable. Responde: “Personalmente, no lo creo. Metí esa secuencia en la película porque es un hombre que no se diferencia de los otros que aparecen en ella. Es un hombre honrado. Un hombre muy filosófico. No es el típico ladrón de bancos, ni un inclemente. No merece lo que le pasó”.

Dylan compuso “Hurricane” junto a Jacques Levy tres años antes. La primera vez que la canción salió a la luz fue en noviembre de 1975, en formato ‘single’. Poco después, fue incluida en Desire, publicado en enero de 1976, un gran disco que, amén de “Hurricane” –canción con la que abre-, cuenta con obras maestras como “Sara”, “One more cup of coffee” o “Oh, sister”. El de Duluth quiso solidarizarse con un boxeador que había sido injustamente condenado a tres cadenas perpetuas. 17 de junio de 1966: junto a su amigo John Artis, Rubin Carter cometió el ‘delito’ de pasar por el lugar equivocado minutos después de que dos tipos –también negros- asesinaran a tres personas en el Lafayette Bar and Grill de Paterson. El juicio fue una patraña. Casi diez años después, ‘Huracán’ le envió un ejemplar de su autobiografía a Dylan. Este visitó al preso, le escuchó, creyó su versión, compuso “Hurricane”, celebró dos conciertos benéficos –uno, en el Madison Square Garden de NYC; el otro, en el Astrodome de Houston-, recaudó pasta, y con ese dinero, ‘Huracán’ pudo recurrir. Pese a toda la vorágine, Carter y Artis fueron declarados de nuevo culpables, y no fue hasta 1985 cuando el primero abandonó la prisión, tras pasar 19 años en chirona.

La historia de ‘Huracán’ ha vuelto a los periódicos porque el exboxeador falleció este domingo, noqueado por un terrible cáncer de próstata. El ‘caso Huracán’ fue un ejemplo de injusticia universal. Cabe señalar que los perros del racismo, periodistas amarillos e incluso una testigo del caso quisieron silenciar y manchar de mierda la canción de Dylan. Por ejemplo, el reportero Cal Deal dedicó un análisis casi de verso a verso, intentando dilapidar la versión de los hechos que el cantautor ofrece en la canción. El texto se llama “Cómo la canción ‘Huracán’ de Bob Dylan asesinó la verdad” y, en mi opinión, su intención es despreciable.

Portada del single 'Hurricane'
Portada del single ‘Hurricane’

Aunque la canción se publicó en noviembre de 1975 y se terminó de grabar en octubre, en realidad, “Hurricane” fue compuesta, inicialmente, en el mes de junio de ese año. Sin embargo, Dylan se tomó ‘demasiadas’ licencias literarias. Por ejemplo, en la versión inicial de “Hurricane”, acusa a los ladrones Alfred Bello y Arthur Dexter –quienes testificaron contra Carter- de haber robado unos cuerpos. Columbia Records avisó a Dylan de posibles demandas, de ahí que tuviera que rehacerla junto a Levy. Aún así, ni por esas se libró: otra testigo, Patricia Graham Valentine, interpuso una demanda contra el tema.

Pese a todo, finalmente, Dylan compuso y publicó una canción maravillosa, casi un relato cantado, un reportaje fluido, en el que cuenta y divulga la injusticia sufrida por ‘Huracán’, y que incluye versos que queman como napalm. Por ejemplo:

En Paterson así es como son las cosas.
Si eres negro es mejor
que no salgas a la calle,
a menos que quieras caldear el ambiente.

(…)

No puedo evitar avergonzarme
de vivir en un país
donde la justicia es un juego.

(…)

Ahora todos los criminales
con sus trajes y corbatas
están libres para beber martinis
y mirar el amanecer,
mientras Rubin se sienta como Buda
en una celda de diez pies.

Así pues, que suene “Hurricane” en honor a Rubin Carter. DEP.

http://youtu.be/MvI3Y9Kuk5E

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies