“Ratonera”, de Amaral: un gran videoclip, pero una canción muy cutre

politicos-ratonera
Algunos de los políticos que aparecen en el clip

Este lunes, Amaral, el grupo formado por Eva Amaral Juan Aguirre, presentaron en Internet su nuevo single, “Ratonera”, amén del videoclip correspondiente, realizado por Alberto González Vázquez, un dibujante extraordinario que, además, es el autor de los divertidísimos vídeos manipulados de El Intermedio.

De hecho, ha sido el videoclip, más que la canción en sí, el producto que más polémica ha creado, al menos, en las redes sociales, los medios de comunicación, y todos estos ecosistemas tan contemporáneos. En las imágenes aparecen, por ejemplo, Rosa Díez, Gallardón o Floriano sangrando, con vendas o con un ojo morado; Angela Merkel o Nicolas Sarkozy pinchándose heroína; Ana Botella jurando el cargo en nombre de Satán, o Eduardo Zaplana, siendo discriminado por el color de su piel. Hay quien opina que el vídeo puede ser ofensivo; yo, insisto, lo encuentro cojonudo.

Cuentan Amaral en su web:

Alberto nos propuso realizar un vídeo que mostrase, en clave de humor y sátira, a la clase dirigente como víctimas de toda una serie de problemas que en realidad no les afectan en absoluto.
Precisamente los mismos problemas que ellos deberían ayudar a resolver.

Queríamos huir del concepto clásico de videoclip. Esperamos que os guste tanto como a nosotros.

Bingo. Juan, Eva: en este sentido, tenéis mi aplauso. Alberto os ha hecho un vídeo del copón.

Ahora bien, nobleza obliga a escribir que, como canción, “Ratonera” es una obra muy cutre, muy pobre, muy populista y muy simplona. Para empezar, el estribillo, en su significante, parece una canción pobre de misa, pero dada la vuelta: “Puedes intentar que te perdone Dios, / no lo haré yo”. Les ha faltado rimar “Dios” con “amor” para rematar esta faena.

La letra se refiere a un “estúpido farsante” que miente “más que habla”. “Allí por donde pasan los de tu calaña ya no crece nada”, dice un verso. Sí, bueno, vale, de acuerdo, que diría la Niña de Shrek, pero, después de la rajada, ¿qué? ¿Quién ha escrito “Ratonera”: un/una letrista, o un tertuliano de Al rojo vivo? “No tendrás futuro ni descanso / esa es tu condena”, canta después Amaral, en plan manifestante del 15-M ‘tope malote’. Ay.

Efectivamente, lectores de Acordes Modernos, vivimos una época de mierda, en la que hay un caldo de cultivo fecundo para que la canción protesta sea una tendencia musical consistente. Yo creo que lo es: caminas por la calle, y pum, te encuentras a un tipo cantando con una guitarra acústica contra los banqueros; vas a un concierto en una salita pequeña del centro de Madrid, y zasca, una cantautora hippy poniendo a caldo a la Iglesia, y así. Sin embargo, también en este ámbito, hay que mencionar los conceptos de “cantidad” y “calidad”. Tertulianos musicales hay a porrones; ahora bien, los buenos escasean. Yo creo que Amaral ha querido jugar a ser Bunbury, quien ha hecho en Palosanto una verdadera obra maestra con canciones críticas y reflexivas, o Nacho Vegas, quien siempre ha disparado con brillantez y elegancia al discurso neoliberal. El experimento, en mi opinión, ha resultado fallido. “Ratonera” no es más que un tema progre -sí, eso, progre-, simplón, facilón y populista. Y ojo: estoy seguro que la canción será muy elogiada, cantada y más de un fan alzará el puño en sus conciertos cuando suene. Pero para qué repetir los adjetivos de la anterior frase.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies