“I want you”: Bob Dylan y la reivindicación del deseo

Portada de 'Blonde on Blonde'
Portada de ‘Blonde on Blonde’

Anteanoche, después de disfrutar de unas cuantas cervezas Alhambra con mi amigo Tomás, finalicé la jornada dándole una segunda oportunidad a I’m not there, la caleidoscópica película de Todd Haynes sobre Bob Dylan. La cinta la ví por primera vez hace 4-5 años, no recuerdo con exactitud, aunque sé que aún no se había estrenado en España. En su momento me pareció un tostón cultureta; en esta segunda visual la he digerido algo mejor, y me tengo que quitar el sombrero ante una escena.

Me refiero a ese momento en el que el Dylan que interpreta Heath Ledger hace el amor con su amante mientras suena “I want you”. La escena derrocha pasión, deseo y juego al ritmo de una melodía preciosa, dulce y pura. Además, creo que Haynes acierta escogiendo la canción original de Dylan, la versión del Blonde on Blonde -la mayor parte de los temas que suenan en el film son adaptaciones.

La escena es la siguiente:

Aunque mi admiración por Bob Dylan es permanente, constante e idolátrica, reconozco que paso temporadas sin escucharlo con demasiada continuidad. Por ejemplo, en los últimos meses, en mi ordenador, en mi móvil, etcétera, han sonado más veces David Bowie, Extremoduro o The Velvet Underground. Entonces, arbitraria y furtivamente, el de Duluth reaparece en mi vida, y sus canciones me secuestran, me invaden, me arropan. Así, en la última semana, he escuchado la Trilogía del Mercurio (Brings it all back home, Highway 61 Revisited y Blonde on Blonde) hasta el hastío, yendo en el metro al trabajo, haciendo ejercicio, volviendo de una cena con amigos manchegos.

“I want you” es una reivindicación carnívora de la pasión, del deseo, sentimientos efímeros, enfermizos, hermosos. El genio de Dylan brilla porque la canción es apta para diabéticos: lo que se dice cursi, como tal, solo lo es el estribillo: “I want you, I want you, / I want you so bad, / honey, I want you”. Después, circula un carrusel de personajes -un enterrador culpable que suspira, un político borracho que salta, la reina de espadas, un niño bailarín con traje chino…- que entorpecen una declaración simple y directa.

Solo un apunte más: el “Te quiero igual” de Calamaro me huele a adaptación más/menos lograda del “I want you” de Dylan.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

2 comentarios sobre ““I want you”: Bob Dylan y la reivindicación del deseo

  • el 20 marzo, 2014 a las 7:43 pm
    Permalink

    http://www.youtube.com/watch?v=fMHdq4jm0oQ …a mi me lleva a esta otra canción.
    “I wonder” Será porque también Sixto quiere algo. Preguntando, como todo periodista se intenta ganar la vida.¿Wonderland es el pais de las maravillas y al mismo tiempo el de las preguntas? Necesitamos gente curiosa que no deje de preguntarse y sorprenderse.
    Bonita escena, quiero ver la pelicula. Bonita canción, quiero escucharla una vez más.
    ¡Y ella es pintora!

  • el 20 marzo, 2014 a las 8:40 pm
    Permalink

    Preguntar es algo maravilloso; otra cosa es interrogar -eso da más acojone, suena a comisaria.
    Vente. He comprado palomitas y hay vino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies