11-M: De Madrid al cielo, con banda sonora

forges-11m

Intento comenzar mi primera intervención en Acordes Modernos. Es un rigor doble y acentuado por las siguientes razones:

  1. Llevo unos años siendo fiel seguidor del blog y de los textos de mi compadre Jesús Úbeda.
  2. Hoy es 11 de marzo, se celebra el aniversario de uno de los días más grises vividos en nuestro país, de la más sangrienta barbarie sufrida de modo injusto por intereses políticos.

Son suficientes motivos para comenzar mi colaboración con cierto temor y haciendo uso del noble arte de la excusa. ¿Cómo comenzar?

Como uno no es crítico cultural, ni periodista, ni un prestigioso literato, se encuentra perdido al llegar con su maleta a un puerto como este, de modo que, como lo que sí que soy es músico y aquí se habla de acordes (más o menos modernos), comenzaré mi andadura rindiendo un homenaje musical a las víctimas de los atentados del 11-M.

Aquella horrible mañana de jueves fue el comienzo de muchas historias tan ambiguas como entrelazadas: luchas de poder político, desconcierto general del pueblo español, mareas humanas que comenzaron a tomar las calles… Pero también fue el regreso de la canción protesta y contestataria, volvieron a existir motivos para lanzar gritos de guerra, de lamento, de rabia y de impotencia. Durante aquellos días todos sentimos miedo, todos menos los que realmente sabían (y saben, porque el resto de mortales aún no tenemos clara la realidad sobre este turbio y sangriento incidente) lo que sucedía.

Muchos han sido los que han hecho canciones al respecto: algunos por sentimiento y otros por oportunismo. Sin pararme a juzgar a nadie, vamos a hacer una especie de EP (disco corto de 3 o  4 canciones) en el que seleccionaremos 3 que, según mi criterio, de verdad transpiran sentimiento y te transportan al llanto, te invitan a compartir la rabia colectiva. También añadiremos un ‘bonus track’.

TRACK 01:

“Trenes para el cielo”(José Córdoba, El Chivi)

La primera canción que escuché respecto al tema, y a mi juicio la más poética, digna y sin ningún tipo de ánimo de lucro, la hizo una persona que un par de años después se convirtió en un amigo, un hermano y un compañero de infinitos viajes. Hablo de José Córdoba, a quién muchos conoceréis por El Chivi, el pornoautor. Aquella mañana José se encontraba de viaje tras haber ofrecido un concierto la noche anterior y la triste noticia con la que comenzaron todos los noticieros del día le empujaron a componer “Trenes para el cielo”, una bellísima letra con versos tan rotundos como “Hoy que estamos huérfanos de fe,/que no hay respuestas al por qué,/que todo está en segundo plano/Madrid se ha vuelto tan cercano./Que no hay lugar para el consuelo,/que llora el niño y el abuelo,/que salen trenes hacia el cielo.”

Él mismo se ocupó de grabarla a su regreso a Madrid en cientos de CD´s en los que no puso su nombre, para que nadie viese en el acto ninguna intención distinta a la de rendir un homenaje, y fue dejando todas aquellas copias en el altar improvisado de velas, fotos y palabras que comenzó a crecer aquellos días en la Estación de Atocha.

TRACK 02:

“Silencio” – (Miguel Ángel Hernando, Lichis [Ex La Cabra Mecánica])

La segunda canción que descubrí venía desde Barcelona, de un madrileño de temprana adopción que había regresado a su tierra, Miguel Ángel Hernando, “Miguelito” para los amigos, “Lichis” para los que le admiramos.

Una canción muy distinta a la anterior, pues Lichis siempre ha optado por una lírica más deslenguada dentro de la seriedad (pese a tener en cuenta que la canción anterior era del autor de algunas de las canciones más groseras escritas en la lengua de Cervantes). En la canción, Lichis le canta a Madrid, a sus barrios, a sus amigos, a sus compañeros. Les canta con la tristeza que, habitualmente, nos regala la distancia. Con esa tristeza pero triplicada por la magnitud de la tragedia.

Merece la pena escucharla y atender a versos inquietantes para quién se transporta a esa casa en la que suena una llamada que nadie responde: “Y sonó el teléfono/ y silencio”.

PUEDES ESCUCHARLA AQUÍ: http://www.goear.com/listen/b9ff50c/silencio-lichis-la-cabra-mecanica

TRACK 03:

“Ecos” – (Luz Casal).

La última canción seleccionada es la única del EP que si había sido editada con anterioridad en un trabajo discográfico. Cabe decir que las dos anteriores se trataban de grabaciones caseras y altruistas realizadas por los propios autores.

La canción de Luz, a diferencia de las dos anteriores, cuenta una historia; posiblemente ficticia para su autor pero, seguramente, verídica para alguno o muchos de los que perdieron a algún ser querido aquella mañana.

El hecho de ser una historia de amor le suma puntos de dramatismo a la canción: un lamento sobre una pareja desecha en un contexto cruel siempre se aferra más a la fibra que domina nuestra sensibilidad:

Subiste en ese tren
e hicieron de mi vida un infierno
y los besos que entregué
te los llevaste demasiado lejos.

Y me despierto en un vagón
ya me he pasado de estación
no me preguntes qué hago aquí
en las entrañas de Madrid

BONUS TRACK:

“Yo me bajo en Atocha” – (Joaquín Sabina)

6 años antes de que todo esto ocurriese, veía la luz el disco “Enemigos íntimos”: un extraño experimento realizado a cuatro manos por el cantautor Joaquín Sabina y el músico argentino Fito Páez cuya proceso acabó como el rosario de la Aurora enemistando durante años a los autores, ya reconciliados, por cierto.

Datos cronológicos a parte, en este disco se incluía la canción “Yo me bajo en Atocha”, un nuevo himno a la ciudad de Madrid con una letra situada en el prisma de un cronista que, fácilmente, puede retratar mejor la ciudad que un propio autóctono de ella, pues se trata de un andaluz que a la vez ha sido un eterno viajero.

Es obvio que esta canción no tiene ninguna relación directa con el 11-M, puesto que aún faltaban años para que sucediese, pero aquel día y en los homenajes posteriores, una de las frases que reinaba en coronas de flores y pintadas en la estación de Atocha era uno de los rotundos versos de esta canción: “Yo me bajo en Atocha./Yo me quedo en Madrid”.

Una buena manera de terminar la banda sonora en recuerdo a los verdaderos caídos de este país, a los que cogieron un tren de camino a alguna zona de Madrid y su rumbo, sin previo aviso, cambió radicalmente hacia distancia mucho más lejana.

http://www.youtube.com/watch?v=bJ7HbK444KU

A todos aquellos a los que, diez años después, no olvidamos.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies