Klaus Kinski y el bulo de Abraham Mateo y Extremoduro

Google dice que este efebo es Abraham Mateo
Google dice que este efebo es Abraham Mateo

Agoniza mi lectura de Yo necesito amor, la autobiografía del actor germano Klaus Kinski, un follandrín iracundo que intercalaba amantes, hijos y películas con alguna que otra enfermedad venérea. Kinski es casi sinónimo de cólera, de explosión descontrolada, y hablo de él en Acordes Modernos para confesar que, servidor de ustedes, sufrió el sábado una crisis kinskiana, cuando mi amiga Nerea, vasca, guapa, periodista, cuerda, me contó que un tipo llamado Abraham Mateo había puesto a caldo a mi grupo de rock español favorito por los siglos de los siglos, Extremoduro.

'Yo necesito amor'
‘Yo necesito amor’

Antes que nada, el menda leyó el teórico discurso del tal Mateo, en el que afirmaba que llamar “Puta” y “Golfa” a las mujeres era cosa de mala gente y que no entendía cómo vendía tantos discos. Yo pequé al no contrastar la información, y en Facebook dejé un estado preguntando quién pollas -literal lo de “pollas”- era el tal Mateo, y defendiendo -innecesariamente, como toda defensa de fan- a la banda liderada por Robe Iniesta. Por lo visto, Abraham Mateo es un cantante adolescente ‘marca Justin Bieber’, un efebo que empapa las bragas de las niñas que acaban de menstruar. Lo suyo es cantar canciones de amor rosa, y lo hace en español, en inglés y en spanglish. No sé si las compone él o Ana Botella. Por un instante, me recordó a Miley Cyrus, quien una vez fue chica Disney para después convertirse en chica Pornotube. No tardó en desvanecerse el recuerdo en cuanto se me vino a la mente a Cyrus interpretando notablemente una canción de Dylan. Pensé: Cyrus tiene talento, pero no lo muestra; Mateo, Mateo, Mateo… lo de Abrahamcito es otra cosa.

Al rato, la discográfica desmintió la información. En un principio pensé: “El nene ha tenido un calentón, la discográfica le ha bajado los humos, y ahora lo niegan todo”. Me equivocaba: lo de Abraham Mateo fue un bulo en toda regla, una noticia ficticia, como las del bendito El Mundo Today. Nos la tragamos con patatas y sin contrastar la información. Me la tragué con patatas y sin contrastar la información. ¡Y yo digo que soy periodista! Perdóneme padre Pulitzer, porque he pecado.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

5 comentarios sobre “Klaus Kinski y el bulo de Abraham Mateo y Extremoduro

  • el 22 enero, 2014 a las 6:06 pm
    Permalink

    Ah si, perdón Pulitzar? Y no crees que está personita llamada Abraham Mateo, sea digno de que le pidan perdón todos aquellos que le atacaron de manera tan cruel?

  • el 22 enero, 2014 a las 9:10 pm
    Permalink

    Claro que sí. ¿En persona, por correo, por whatsapp…?

  • el 24 enero, 2014 a las 4:54 pm
    Permalink

    Eh, nosotros nos hemos retractado con un comunicado la mar de pintón en el blog, no vengáis a romper los huevos en blogs ajenos que no tienen que aguantar tonterías.

  • el 11 agosto, 2014 a las 5:42 am
    Permalink

    miren primero esa personita es la mas perfecta del mundo y siesq ustedes no ven las noticias les cuento q el no escribio eso el verdadero dueño de ese blog ya le pidio discuplas por la grna estupides q se le ocurrio escribir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies