‘Atraviesa el fuego’: el cancionero de Lou Reed

Portada de 'Lou Reed. Atraviesa el fuego. Todas sus canciones'
Portada de ‘Lou Reed. Atraviesa el fuego. Todas sus canciones’

En el año 2000, la editorial Mondadori publicó Lou Reed. Atraviesa el fuego. Todas sus cancionesLa obra se convirtió en una rareza y, en los últimos años, no era fácil encontrártela en las librerías más habituales. Me fijo en la contraportada: incluye, sobre el código de barras, el precio en euros y también en pesetas -3.800, concretamente-. Pero Lou Reed murió. Ya saben que la muerte es el mejor negocio en épocas de crisis. Por ejemplo: la fabricación de armas resucitó la economía estadounidense durante la II Guerra Mundial. Otro ejemplo, muchísimo más cercano: todas las empresas se están yendo a la mierda en estos momentos salvo las funerarias. La muerte y los premios resucitan las obras de algunos autores, y del mismo modo que Alice Munro ha sido una (casi) total desconocida para el lector profano español -yo incluido-, y ahora, desde que le dieron el Nobel de Literatura, muchos nos hemos subido a su obra, pues Lou Reed la palmó y la poderosa maquinaria del consumismo se puso a funcionar, colocando sus discos en estanterías más visibles, reeditando libros, etcétera.

Lou Reed. Atraviesa el fuego. Todas sus canciones. Me he comprado el cancionero de Reed en calidad de poemario. Si hay algo que me gusta de Reed, aparte de sus chupas, son sus letras. Dice el poeta y periodista Antonio Lucas que en el neoyorquino hay algo de Rimbaud, Sade, Blake, Ginsberg Poe. Yo, a mis maestros, no les recrimino nada, salvo que tenga algo que recriminarles, y este no es el caso. Es muy interesante la introducción que escribe Reed en el libro. Afirma que la gente “siempre me cuenta sus secretos y yo a menudo los pongo en forma de canciones”. También habla de fuerzas naturales, de amor, de deseo de reflejar -“siempre he creído que mis letras iban más allá del reportaje”-, de conductas y acciones pecaminosas sin castigo, de renovación generacional -“la nueva generación quiere definirse a sí misma y lo primero que hace es desechar a la anterior, a lo viejo”-, de trascendencia, de libertad.

Reed resume bastante bien la temática general de sus canciones. Hojeo y ojeo el libro en general. La edición está muy chula. Me encuentro las letras en inglés y en español. No me gusta que la traducción esté escrita en rojo y en una letra demasiado pequeña. Uno empieza a tener la vista jodida. Casi mejor: me obligo a aprender inglés. Ya me he leído unas cuantas canciones de Reed -repito: he adquirido la obra en calidad de poemario-. Me quedan muchas más por leer, así que les dejo ya.

Lou Reed. Atraviesa el fuego. Todas sus canciones: El libro está muy chulo, de veras.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies