El “Salvavidas” de Bunbury y los restos de las cerezas (?)

Enrique Bunbury, en una imagen promocional de 'Palosanto'
Enrique Bunbury, en una imagen promocional de ‘Palosanto’

Dice Sabina en “Peces de ciudad” algo así como que al lugar en el que uno ha sido feliz, no hay que volver. Recuerdo mis días de reo en mi primer año madrileño. No fueron felices, pero en ellos me agencié a mi mejor amigo y descubrí El tiempo de las cerezas, de Bunbury Vegas, un trabajo maldito, elegante, puede que tóxico, magnífico, y paso de emplear más elogios, por no cansarme.

Suena “Salvavidas“, la tercera canción de Palosantoel último disco del aragonés errante, en mi PC viejuno -pese a su esquina noroeste encascarillada y a sus dos teclas medio sueltas, funciona fetén-. “Al frente un precipicio, y los lobos a la espalda, en realidad, nunca me perdí, siempre seguí el camino correcto”. Suena hermoso y profundo, no sé si místico, y para qué saberlo, este tema. Atmósfera oscura con slide, guitarreo pesado, discurso reivindicativo y personal. La canción huele a cerezas. El artista cambia pero tiene un pasado, se sustenta sobre unos estratos sólidos, y si hay una canción que recuerde a alguna otra del disco doble de Bunbury Vegas, es esta. Concretamente, tiene un aire a “Ahora” -un aire y nada más-.

“Todo lo que necesito hoy, ¡quítamelo!”. Bunbury puede decirlo más alto, pero no más claro. “Y déjame seguir atrapado en este bote salvavidas, navegando a la deriva y sin timón”. Grito de guerra, grito individualista -en un disco comunitario, que no comunista-, grito de ruptura. (Creo que) ahora, tras muchas escuchas, empiezo a entender lo que ha querido hacer el autor de “Los restos del naufragio” o “El rescate” con su último trabajo. Y me gusta.

Un apunte más, personalísimo, puede que erróneo: las voces ‘gospel’ de Palosanto me recuerdan mucho, contexto incluido, a las que se encuentran en el Street legal de Bob Dylan.

PD2: Gracias a Enrique Bunbury por recomendar este artículo en sus perfiles de Twitter y Facebook. Abrazos virtuales. @jfubeda89

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

3 comentarios sobre “El “Salvavidas” de Bunbury y los restos de las cerezas (?)

  • el 22 noviembre, 2013 a las 2:09 am
    Permalink

    Se debe escuchar a conciencia y poco a poco descubrir la intención que tiene cada frase logrando darnos una razón para conectarnos a ellas.

  • el 22 noviembre, 2013 a las 2:28 am
    Permalink

    Gracias Enrique por tan lindos temas.. son simplemte geniales. Haces que sean especiales. Esperare con muchas ganas de verte de nuevo. 19 de marzo sera el gran dia. Muchos abrazos!!!!

  • el 22 noviembre, 2013 a las 5:39 pm
    Permalink

    Woouuw! Sí es una canción poética profunda, hermosa, dolorosa, te lleva al éxtasis. De esas llegadoras! En verdad se siente su evolución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies