I’m looking for the good time (Mi tic)

 

Sabrina
Sabrina, en el videoclip de ‘Boys’

Pertenezco al superreino Eukaryota y, a su vez, al reino Animalia, al subreino Eumetazoa, al filo Chordata, al subfilo Vertebrata, al infrafilo Gnathostomata, a la superclase Tetrapoda y a la clase Mammalia, como los canguros, los cerdos y los funcionarios de Hacienda: soy un mamífero.

Los mamíferos, supongo yo que, como el resto de los animales, pero especialmente, los mamíferos, son animales de costumbres. Esto es universal. Así, el león macho adulto se rasca los huevos con sus garras mientras el harén de leonas desgarra la yugular de una cebra; los osos pardos hibernan cuando llega el frío; los murciélagos llenan de guano sus cuevas, dejándolas tan sucias como las calles de Madrid, etcétera. A veces, el descontrol de la costumbre traspasa la frontera del comportamiento y se integra en algo más neurológico, más nervioso -no sé mucho de anatomía; todo esto es desvarío, no hay ciencia-. Así, surgen los tics -“Movimiento convulsivo, que se repite con frecuencia, producido por la contracción involuntaria de uno o varios músculos”, según el DRAE– o los síndromes, como el de Tourette -hay un capítulo de South Park muy ilustrativo sobre esta enfermedad; lo recomiendo encarecidamente.

Entre el estrato de las costumbres y el de los tics y el Tourette se encuentra el hecho de que, siempre que congrego a mis amigos en mi casa para tomarnos unas copas como estancia previa al ruedo discotequero pongo la canción “Boys”, la de Sabrina Salerno. La gente se ríe -especialmente, cuando el tipo que se tira del trampolín se rompe los cojones-, dice que el videoclip es cutre, algunos cantan –César, sobre todo-, y otros, los que no vuelven a pisar mi casa por alta traición, se levantan con sigilo y, sin mi permiso, cambian de canción.

“Boys, boys, boys, I’m looking for the good time” es mi tic semanal, periódico, constante. El himno mamífero de Sabrina, la musa italiana de pezones visiblemente generosos, la sirena golfa del calentamiento global ochentero, es un cargador cojonudo de batería, me anima, me la empina.

Esto quería contárselo a un psicólogo pero, para ahorrarme la consulta, pues voy y lo escribo aquí. 50 euros que me ahorro, o lo que sea.

http://www.youtube.com/watch?v=Qh_lB4xHqWw

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Un comentario sobre “I’m looking for the good time (Mi tic)

  • el 1 junio, 2014 a las 2:04 pm
    Permalink

    Soberbio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies