Extremoduro adelanta el lanzamiento de ‘Para todos los públicos’

Portada de 'Para todos los públicos'
Portada de ‘Para todos los públicos’

Extremoduro, la banda de rock liderada por Robe Iniesta, publicó este viernes su último disco, Para todos los públicos, debido a “exigencias del guión”, según contaron en su página web. Estaba previsto que el último trabajo de Extremo viera la luz el próximo 19 de noviembre, pero este miércoles, Para todos los públicos se filtró a través de Internet, y aunque a eso de las seis de la tarde de ese mismo día, el enlace ya estaba roto, no fueron pocos los usuarios que, durante horas, se descargaron la última obra maestra del grupo.

Confieso que un amigo -en estos casos, la identidad no se desvela, pero mil gracias, de nuevo- me pasó el jodido enlace para la banda/bendito para los admiradores impacientes el miércoles, pero añado que, religiosamente, como hago con todos los discos de Extremoduro, servidor de ustedes hizo cola el viernes en la Fnac -donde vi un relato mío expuesto nada más entrar, ya ven-, apoquinó la guita y se compró el disco. Yo soy una locaza de Extremoduro que anhela -siempre- con impaciencia material nuevo de la banda, porque siempre es bueno, pero a diferencia de lo que me ocurre con otros grupos, no tengo el valor/los cojones de piratear sus discos -bajármelos gratis, quiero decir-. Extremoduro me impone un respeto marcial. Su filosofía de trabajo es ejemplar, única en España. Son unos ascetas de la publicidad, pasan de las entrevistas en los medios, y se ganan la vida con el mejor de los métodos: la aceptación, el aplauso, el babeo de su público.

Como todos estos textos que escribo yo son muy subjetivos, digo que Para todos los públicos me parece una obra maestra que podría estar a medio camino entre Canciones prohibidas La ley innata. No creo que sea el mejor disco de Extremoduro, porque el nivel de matrícula de honor, en mi opinión, se alcanzó en Agila primero y, años después, en el citado La ley innataque es un trabajo literalmente perfecto, redondo. Sí que me parecen de matrícula dos canciones: la primera, “Locura transitoria“, y la última, “El camino de las utopías“, que suena ligeramente distinta a como ya la conocíamos -la tocaron durante un acto de la fundación El Pájaro Azul y durante la gira Robando perchas del hotel.

El resto de las canciones están muy bien, pero no son tan maravillosas. Con Extremo tengo un ligero síndrome del delantero centro. Esto me lo explicó un profesor muy bueno -de los pocos que hay- de la Complutense. Consiste en que un equipo ficha a un delantero, y en su primera temporada marca 40 goles, la polla, mejor que Ronaldo y Messi juntos casi; en la segunda, 45, sigue siendo la hostia, pero en la tercera, mete 35. La cifra está muy bien, es magnífica, pero no tan estelar como las anteriores. Así, “Entre interiores”, “Poema sobrecogido” o “Mama” me parecen muy buenas canciones, pero no deslumbrantes. “Mi voluntad” me recuerda a “Enemigo”, de Canciones prohibidasY “Pequeño rock and roll endémico” me parece un poco ‘cuqui’.

Finalizo: Para todos los públicos es una prueba más que demuestra que Extremoduro es -y de largo- el mejor grupo de rock que actualmente hay en España. Disfrútenlo.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies