El ‘Concert per la llibertat’: CiU, el Camp Nou y 60 artistas

concert-llibertatP: Y usted, ¿qué opina del independentismo catalán?

R: Yo creo que, en Cataluña, como en botica, hay de todo. Hay personas que quieren una Cataluña independiente, pues bien por ellas; hay personas que quieren que Cataluña siga formando parte de España, pues también bien por ellas. El charco no es de agua, sino de barro, y voy a evitar mojarme para, así, no mancharme.

P: ¿Asistiría a un festival como el ‘Concert per la Llibertat’?

R: Pues no, mire usté. En mi opinión, los festivales de música con fines solidarios, humanísticos, son muy loables. También lo son los conciertos homenaje, los que sirven para recordar a alguien. En este sentido, quizá el más importante es el que se le hizo a Freddy Mercury, poco después de que el alma de Queen falleciera. Pero el ‘Concert per la Llibertat’ del Camp Nou, templo nacional de la propaganda nacionalista catalana, es otra cosa. Es como un mitin con guitarras. Siete consejeros de la Generalitat acudirán, de la Generalitat de CiU, la de los brutales recortes en Sanidad o en Educación. Que se lo digan a Candela Peña y a su padre. Las entradas van a costar entre 10 y 150 pavos. Pues oiga, eso que me ahorro. Además, las entradas más baratas son, valga la redundancia, tan baratas, porque las localidades estarán detrás del escenario, por lo que los organizadores pondrán pantallas gigantes para que se puedan seguir las actuaciones. Ya ves tú, qué gracia: vas a un concierto para verlo por la tele.

P: Pero van sesenta artistas. Musicalmente tiene buena pinta, ¿no?

R: No lo niego. Escuchar al Orfeó Català debe ser un orgasmo musical. Sé que va gente de la talla de Paco Ibáñez, Pedro Guerra o Lluís Llach. También van Peret o Dyango. Es gente con clase pero, con todos mis respetos, porque son grandes, creo que sus canciones, a excepción de Pedro Guerra, han envejecido. La música de Ibáñez o de Llach fue radical y gloriosa en su momento, pero el momento pasó hace la tira. El nacionalismo, el independentismo, me parece un movimiento político de lo más viejuno. Quizás, por eso, los organizadores han tirado de las canas y de las arrugas. Y no me refiero solo a las físicas. Les deseo, en serio, todo el éxito musical del mundo. Pero no cuenten conmigo.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies