Un ‘fan’ le toca el culo a Beyoncé y le echan del concierto

beyonce-culamenBeyoncé actuó el pasado 27 de mayo en Copenhague. Coreografías sexys, canciones pegadizas, la negra deleitando a sus fans, y la mano de uno que se estira hasta llegar al culo de la cantante y plasmarle, brevemente, como un rayo, la huella de su zarpa en uno de sus glúteos. Y Beyoncé que se encabrona, pero con educación, que allá por el extranjero es algo que se lleva mucho, e interrumpe “Irrepleaceable” -el tema que interpretaba en tan inoportuno momento-, y le suelta al fan guarrillo: “Ahora, voy a pedir que te escolten fuera del recinto, ¿de acuerdo?”.

Implacable e impecable actuación de los gorilas, of course, que para eso cobran.

¿Qué opino yo del tema? Pues que muy bien por Beyoncé, oyes, que una cosa es la profesionalidad y, otra muy distinta, que la profesionalidad derive en el acoso y en el magreo. Que sí, que el culo de Beyoncé es muy profesional, que está muy curtido, que hay muchas horas de dieta, gimnasio y polvos para modelarlo así. Pero que es su culo y el de nadie más, que es ella quien decide quién puede tocarlo/magrearlo/besarlo/penetrarlo (perdón) y quién no.

Porque, precisamente, en todo eso consiste el feminismo, Virginia Woolf, Victoria Kent, el sufragio universal y un sinfín de cosas transcendentales, universales y humanitarias. O algo así.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies