Fallece Galina Vishnevskaya, la soprano que huyó de la URSS

Una de las peores cosas que tienen los totalitarismos (malditos sean por siempre jamás) es esa atmósfera irrespirable, en forma de delaciones, denuncias, amenazas y, en situaciones extremas, secuestros y asesinatos que suponen el día a día en la convivencia de las personas que habitan en ese tipo de régimen político, sea de izquierdas o de derechas.

En 1974, la soprano Galina Vishnevskaya se vio obligada a abandonar la URSS junto a su marido, el violinista Mstislav Rostropóvich. De nada de valió su extensa carrera, su magnífica voz, su apodo -la llamaban “María Callas de la URSS”– o, en definitiva, su importante papel en la música soviética, cuando cometió la cagada -entiéndase, dentro de un régimen asesino- de alojar, en su casa, al escritor Aleksandr Solzhenitsyn, que les sonará por haber escrito Archipiélago Gulag, obra en la que se detallan, entre otros aspectos, el proceso de detención y las torturas practicadas para «confesar» lo que no se había hecho, las iniquidades de los funcionarios destinadas a quebrar moralmente al detenido, o la convivencia con otros presos como única posibilidad de combatir el embrutecimiento.

Cuando Vishnevskaya y Rostropóvich abandonaron la URSS, las autoridades soviéticas les arrebataron todas sus condecoraciones y títulos obtenidos en su país. Regresaron después de la Perestroika impulsada por el último presidente soviético, Gorbachov, ese que sale en Los Simpson.

Quería contar en Acordes Modernos, de manera resumida, esta parte de la biografía de la soprano rusa, que ha muerto este 11 de diciembre en Moscú, a los 86 años.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies