Madrid prohíbe la música en la calle

Si digo Madrid, digo “gobernante no elegido” porque, tanto en el Gobierno de la Región como en la ciudad, ningún ciudadano votó a su presidente o a su alcaldesa. Votaron a otros, de su mismo partido, sí, pero los gobernantes originales o se acomodaron en un sillón ministerial -véase Gallardón- o cambiaron su presidencia autonómica por un puesto privilegiado en Turespaña -véase Esperanza Aguirre-.

Si digo Madrid, digo político nombrado a dedo, político no legitimado por el votante, si es que el votante tiene alguna legitimidad ya que, visto lo visto, uno elige a un tipo que te ha dicho que te va a bajar los impuestos, y lo primero que hace es subirlos… y así. ¿Para qué vamos a enumerar las mentiras del PP? Deberíamos crear un blog aparte.

Sabíamos que el PP es un enemigo frontal de la cultura, al menos, a nivel regional. Pero nos hemos dado cuenta de que su enemistad, su combate hacia todo lo que tiene que ver con el desarrollo científico o artístico, se extiende en todos los ámbitos, incluido el local. Véase el caso de la ciudad de Madrid: el vicealcalde de la capital, Miguel Ángel Villanueva, declaró (lo recordó, más bien, porque esto colea desde que Gallardón era alcalde) en el No-Do autonómico (quiero decir, Telemadrid) que los músicos deberán solicitar una autorización a la Junta Municipal para poder tocar en la calle.

La autorización se solicita de forma gratuita y, que te la den o no, dependerá de si el músico es “profesional autónomo” o de si ofrece actuaciones “de calidad”. Si te pillan tocando en la calle sin autorización, te roban, digo, te requisan tu instrumento. Yo creo que los ciudadanos deberíamos regirnos con los políticos con el mismo criterio: si no son profesionales y si no ofrecen actuaciones de calidad, deberíamos mandarlos a su puta casa. ¿Que usted ha dicho que no va a tocar el sueldo de los funcionarios y los recorta? Abandone su puesto. ¿Que no quiere hacerlo? Pues que una camarilla de votantes lo ate a una cama y lo encierre en una habitación hasta que no entre en razón. ¿Que usted ha gastado dinero público en putas y en cocaína? Pues que se vaya a vivir a las barranquillas para que tenga putas y cocaína por doquier. Pero para siempre.

“No se trata de recaudar, no vamos a ingresar ni vamos a solucionar la economía con esta actividad sino que se trata de ordenar el derecho al descanso. […] Hay determinadas calles y plazas del centro donde los vecinos soportan un nivel de contaminación muy superior al que se debe permitir”, ha asegurado el vicealcalde.

Pero qué políticos más hijos de puta tenemos.

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies