Capeando la lluvia con Nacho Vegas

Cuando aún no tenía pelos en torno al rabo, cantaba, junto a otros diez o doce infantes, “que llueva, que llueva, la Virgen de la cueva”, que en La Mancha no llueve poco, que las viñas necesitan agua, para que la uva pese más, y ya se sabe que, cuanto más pese y cuanto más grado tenga la uva, más pasta da, que lo del campo está mu’ mal, vida mía, y la viticultura da más gustos que alegrías, con lo que hay que trabajarla. Ay.

Ahora, que el pelo ha enarbolado su bandera y se ha instalado en unas cuantas zonas de mi anatomía, veo llover en Madrid, donde tampoco es que llueva en exceso –por muchos árboles que haya en el Retiro, nunca experimentará un clima amazónico, aunque hay cotorras verdes -. Ya no canto a la lluvia ni a ninguna virgen, por eso de que quedan pocas y de que tienen copyright islamista, y yo, que no tengo embajada pero sí casa, paso de que se manifiesten frente a ella, de que revienten los cristales de mis ventanas, o de que me pinten “Cerdo infiel hijoputa” y derivados.

¿Canciones para cuando llueve? A porrones. Pero hoy me acordaba de Nacho Vegas, y de su “Va a empezar a llover”, incluida en El tiempo de las cerezas, el disco que hizo junto a Bunbury, un traje a medida para los dos, elegante, oscuro, literario. Una joya del folk-rock español inigualable, y ya saben que yo soy de todo menos pelota, y que mi lengua bífida y mis dedos viperinos no son muy dados a elogiar, pero cuando hay que hacerlo, hay que hacerlo. En esta canción, el asturiano, tan poeta maldito, habla de un amor roto, doloroso, tormentoso y gris, en definitiva, por eso de que “Va a empezar a llover, y yo querré correr, y correr, y desaparecer”.

A mí, me maravillan estos versos:

“Taché los días de calendario,
en los que nos hicimos daño,
y quedaron tres”.

Salgan a la calle con paraguas.

http://www.youtube.com/watch?v=yJUfmk4xbzM

Comenta con tu usuario de Facebook

comments

Jesús F. Úbeda

Jesús Úbeda nace en 1989 en Ciudad Real. En 2006 se traslada a Madrid, donde vive. Licenciado en Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar nuestro sitio web, usted consiente el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies. Obtenga más información sobre: cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies